viernes, 13 de octubre de 2017

España puede Implosionar

Ante lo que pueda parecer en los últimos días desde Catalunya o se intente infundir desde Madrid, el independentismo catalán tiene en su mano el pode alcanzar su anhelada soberanía. Nunca ha estado tan cerca de ello. Eso sí, si decide dar ese paso definitivo, tiene que saber llegar hasta el final con todo lo que ello pueda conllevar por el camino.

Primero ha de pensar como un español, no como un catalán. Haber declarado la suspensión de independencia al poco de su declaración fue una buena estrategia para ver en qué punto se encontraban las posiciones. Catalunya buscaba la última concesión al dialogo con el Estado, a la vez que buscaba la complicidad de Europa para un mediador. Y de alguna manera el Gobierno bajaba el suflé de sus amenazas con la aplicación del célebre y deseado por muchos, artículo 155. El President Puigdemont sopesó prudencia.

Pero no ha servido de nada, el Gobierno español hace lo que sabe hacer, lo que ha hecho en los últimos años, lustros. Nada. Invertir en policías, ejército, armamento. Que contra el ‘don’ de la palabra de Catalunya, en caso de conflicto, siempre le ha ido bien. Ante la ‘suspensión’ de la DUI, no aflojó, sino que intuyó alguna posible debilidad del Govern e intenta amedrentar con más ímpetu. Ante esta situación amenazadora la Generalitat se encuentra ahora en la tesitura de tres posibles salidas.

Una de esas salidas en contar a última hora, antes del lunes, con un mediador de peso. Pero Catalunya no puede contar con Europa, por la sencilla razón de que si España no ha contado para esta, menos lo hará si encima utiliza el relato del ejecutivo del PP, bien secundado por la derecha europea, de verlo como un problema ‘interno’ español. España ha puesto la mejilla muchas veces en la UE y es un perro fiel tanto para Alemania como con Francia. Curioso déjà-vú; Europa también prefirió no inmiscuirse en la guerra civil y pago el precio a continuación.

No sé de qué se extrañan algunos. Hay una similitud en cómo ve Alemania al Sur de Europa y cómo ve Cataluña a España. Además, el Gobierno del PP tiene línea directa con la Comisión Europea y su presidente Jean-Claude Juncker, y este no tiene ninguna intención de mediar en el conflicto entre Catalunya y España cuando asevera que "no podemos mediar con Catalunya porque crearíamos más caos". Y justo ahí donde está una de las soluciones o la segunda posible salida. Una estrategia Slovena a la catalana.

Nunca jamás ninguna revolución fue legal. Nunca en la historia una revolución ciudadana, independencia, secesión, soberanía, etc. estuvo bien vista al principio por el caos, la anarquia y el desconcierto que llega a ocasionar. En la primera solución anterior, la democrática, la de consenso y sin mediador, ha faltado un verdadero feedback entre Catalunya y Europa. En un asunto tan importante como el de un acto de independencia, solo les ha llegado la de los medios de comunicación mayoritarios unionistas y alguna entrevista catalana, y como comunicador sé que España tiene más experiencia, menos vergüenza y más desvergüenza, a la hora de inculcar mensajes con ideas que les interesen. Por eso se ha echado en falta otra vía de comunicación.
                                           

El camino elegido de no agresión ni violencia es el correcto, pero si se quiere vencer al Estado español, hace falta lo que más temen. Lo que no pueden soportar los estados policiales como es el español. Donde tienen al ejército como refugio antes que la palabra. Buscan la comodidad judicial antes que la política. Una solución es que si se instaura el caos social España puede implosionar. Hay muchas maneras de llevar a cabo la confusión dentro de un orden para que explote hacia dentro. Si se quiere derrumbar una economía tambaleante como la española, un gobierno sin ideas y un jefe de Estado que lo alienta y solo esgrime el “155” como solución, el caos social sin violencia se los comería. Europa no puede permitirse ese caos de forma constaste y sostenida.

Para ello son necesarios a nivel de UE, universitarios encadenados a las puertas del parlamento europeo, alguna huelga de hambre,  ‘molestar’ en según qué capitales europeas colgándose de algún monumento nacional, etc. No se puede pretender un mediador y que la ‘revolución’ no salga más allá de la misma Catalunya. Y aquí tres cuartos de lo mismo, donde al final la paciencia sería la triunfadora. Y Catalunya si sabe de eso, mucho más.

Se tendría que sacrificar tiempo, esfuerzo, y lágrimas. Soportar más acciones jurídicas surrealistas, como la investigación del abuso de la policía, donde el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, ha solicitado al Abogado General del Estado, Eugenio López Álvarez, que “curse las instrucciones precisas para proceder a ejercitar las acciones legales procedentes” contra el acuerdo de la Generalitat por el que se crea la comisión especial sobre la violación de derechos fundamentales, que pretende investigar las cargas policiales el 1-O, entre otros supuestos abusos.

La tercera salida es volver al status quo de siempre. Pero sabiendo que ese si sería el que más sacrificio tendrían que hacer todos los catalanes no solo los soberanistas. Sería una tortura para muchos. Algo positivo puede sacarse, porque el miedo-miedo está en la otra acera. Catalunya puede vivir sin el Estado español, pero al revés es mucho más dificil. Por eso lo de preservar la Unidad. Si al Gobierno, los aprendices de falangista como el Rivera, el facha Sanchez y al resto de la compañía se le provoca la confusión, saldrán movidos en la foto y los que viven de la imagen no les dejaría dormir. Catalunya sabe aguantar la presión mejor que ellos, seguro. Se espera que elGovern sepa estar a la altura en su respuesta…

JL Herrera Vega
Ciéncies de la Informació  i la Comunicació
El Comunicado

sábado, 7 de octubre de 2017

A España solo le interesa la foto

Semana de intensas sensaciones y hora de hacer las reflexiones más metódicas y necesarias hasta el momento. El siguiente paso así lo requiere. La declaración de independencia. Llegados hasta aquí uno se pregunta cuáles han sido los movimientos realizados y la situación en la que se encuentran ahora las dos partes, España y Catalunya. Sobre la primera cada vez quedan menos dudas que como país orgulloso de su pasado, de su idiosincrasia y de su negativa a cambiar porque haciendo lo que hace, trabaja menos y siempre gana algo, ya le va bien. Como dijo en su día, sobre bombardear Barcelona cada cincuenta años o menos, Espartero y le secundaron posteriormente Azaña y Peces-Barba, es suficiente. Esa es la línea que se mantiene una sobre la otra en estos momentos. Falsedad, prepotencia, injusticia, ¿para qué más?.

Ahora creo saber (y lo digo en primera persona) porque después de muchas reflexiones España actúa así. Porque este Estado, como muchos otros que tienen problemas de credibilidad o debilidad, necesitan salir siempre en la foto, para sentirse el gallo del gallinero y sacar pecho entre las gallinas de otros corrales. O sea, necesita lo que hoy se dice el ‘postureo’, dar una imagen al exterior o interior de tener el control, de poderoso, de buscar la foto la imagen icónica. El logo. Su marca España se creó para eso. Un Estado imperial sustentado en la fuerza, que no en la razón, y que se crea global e importante, no puede tener conflictos étnicos o de identidad. España vive de su ‘imagen’ desde siempre. Porque para la realidad diaria, la real, de ser fuerte en economía, en ciencia, en derechos sociales, etc. ya tiene al motor llamado Catalunya. A la que no le ha hecho falta salir en la foto. Hasta ahora. Y por eso molesta. Ejemplo, el tú a tú entre elPresident y el Rey. Qué desvergüenza la de Puigdemont decirle “Així no, Majestat”!

Cataluña va a ganar en este pulso. Por fin le toca ganar dirán algunos. Pero sí, la experiencia acumulada a lo largo de su historia le va a permitir no cometer los errores de antaño. Prudencia e inteligencia en esta partida de ajedrez. La soberbia de España hará el resto. Catalunya no tiene ni miedo ni prisa, España que se vale de la imagen icónica, sí. Ningún Enric Millo de turno intentará desprestigiar a la ciudadanía de esa manera tan cínica, en un acto democrático. Todo está encaminado. Lo del cambio social de algunas empresas conviene a todas las partes, y además no es en absoluto vinculante en días de globalización. Es hasta elocuente que en una transición haya quien no quiera contratiempos con este tipo de Estado. Solo los que no entienden hablan del tema. En cualquier caso, la acción ‘Express’ del Gobierno es barriobajera en todos los sentidos.
                                                 

Y no está preocupada porque incluso le convendría que se le aplicase el Articulo 155 de la Constitución. Así de directo. Solo con aguantar un poco los envites judiciales y policiales, empezaría de 0. Con órgano ejecutivo y legislativo propio. Organizando un Estado nuevo paso a paso. Aguantando más la presión financiera y social que Madrid que se irá apagando. Y lo más importante tiene a la ciudadanía de su parte. La imagen en caso de represalias le consumiría, saldría borrosa en la foto y no está acostumbrada a ello. España que vive en una realidad paralela a Catalunya, necesita aparentar, Catalunya no. Necesita parecer que es europeísta, cuando no lo es. No se preocupan ni porque algún presidente del Estado hable algún idioma. O algún eurodiputado que otro. En cualquier caso sería necesario aumentar la presión europea. Algunos días de universitarios encadenados en el parlamento y ciudades europeas les harían ver que debe haber un mediador en todo esto para evitar más abusos de poder judicial/policial. Europa no se puede permitir otro domingo negro. Lamentablemente la historia ha hecho que la belicosidad que ha pasado por Catalunya se repita después en el resto del continente.

Les gusta salir en la foto tanto que pueden mentir 25 horas al día. Desde los tiempos de campaña del régimen ha sido así, y luego pasó con la propaganda alemana en Europa. Ahora con Internet aun se les hace más necesario ese ‘postureo’. El enviar al Mayor de los Mossos a declarar, a la ANC a Optimum y poner vallas para que después digan en sus medios que no iban arropados por nadie más, es la última. Según The Economist, comienza la editorial asegurando sobre la cuestión catalana que, "cuando una democracia envía anti-disturbios a golpear abuelas en la cabeza para evitar que voten, algo va realmente mal." Luego lo han intentado tergiversar, pero no contaban con la foto en su contra. Añadiendo que la reacción de Rajoy "vierte España a la peor crisis constitucional desde el intento de golpe de estado de 1981 y sólo una negociación puede devolver la calma". Eso les duele sin freno.

Por eso Catalunya pase lo que pase, tiene que seguir hasta el final, debe esperar a que el Parlament encuentre la luz apropiada para esa foto. Y debe seguir porque ya no tiene posibilidad de volver al punto de partida, donde encima no se lo perdonarían nunca. Se hace necesario un buen mediador y sino, ninguno. Si Europa no despierta de su letargo el Govern a buen seguro sabrá encontrar un remedio. Desde Madrid saben que por haber llegado hasta aquí nada será ya igual. Y lo ocultan. Solo hay que saber tener la sangre fría hasta el momento que el Parlament diga. Están muy preocupados. Cuando se utiliza la fuerza se tiene miedo y encima se pierde la razón. Por eso se van a manifestar este domingo. Para ver si así, saliendo en la foto, creen tener algo de razón. Tarde para eso…

JL Herrera Vega
Ciéncies de la Informació  i la Comunicació
El Comunicado     

viernes, 29 de septiembre de 2017

Catalunya escribe su Historia

Catalunya tiene este domingo la posibilidad de escribir o reescribir los anales de su destino. Tiene en sus manos lo que infinidad de antepasados han anhelado y de lo que los futuros catalanes hablarán y agradeceran. El referéndum por la independencia de este 1 de Octubre, tras 300 años de la caída de Barcelona en 1714 durante la Guerra de Sucesión, ejercerá la responsabilidad de hacer entrar en los libros de historia, a los coetáneos que lo votaran en las urnas democráticamente.

La rendición a las tropas borbónicas -apoyadas por Castilla- marcó el momento en que se esfumaron las instituciones de autogobierno de Cataluña. Ahora, la voluntad de una parte de la ciudadanía catalana de seguir existiendo como entidad nacional sin las directrices de esa corona, junto a la ilusión de otra parte de verse libre de gobiernos autoritarios, de los que quieren ver mejorar la economía, la enseñanza, la sanidad, la cultura, etc. de ver en suma una sociedad catalana mejor, tienen la oportunidad de dar ese paso para un futuro más optimista.

La relevancia de los argumentos históricos sobre la independencia de Catalunya nunca ha encajado en la batalla jurídico-política que han librado las autoridades catalanas con las del Estado central en Madrid. Ahora, cuando la política ha dejado paso a la represión jurídico-policial es cuando una sociedad catalana madura y serena ha decidido dar este paso. La disposición de diversos factores en su ciudadanía lo ha hecho posible.

                                                       
 Uno de esos factores es que Catalunya ha dejado de tener miedo. Dirigentes valientes, ciudadanos valientes y preparados. Medios de comunicación y periodistas valientes. Desde todos los ámbitos de la sociedad se ha demostrado compromiso. Grandes y pequeños. Otro de esos factores es la era digital en la que toda la población está interconectada como una solo. Se ha visto como esta ha acudido a las llamadas de presencia en las irregulares actuaciones policiales. Es el momento de ser positivo por todo el camino andado, aunque no es suficiente.

Siendo justos y con el día de reflexión presente no va a ser desde aquí donde se pida un voto afirmativo. Que cada cual obre según su conciencia e ideales. Pero que sepa que el posicionamiento personal de cada uno, nos influye a todos. Es hora de ver el camino andado, y sentirse satisfecho. De ser conscientes, responsables y consecuentes, que a estas alturas ya no hay marcha atrás. Sería nefasto para ambas partes que esto se detuviera aquí y todo siguiera igual. Por eso hay que VOTAR. La Historia está pendiente de todos nosotros…

JL Herrera Vega
Ciéncies de la Informació  i la Comunicació
El Comunicado

viernes, 22 de septiembre de 2017

Españoles de aquí votarán sí

Muchos de los unionistas catalanes, españoles/catalanes, españoles residentes a secas, o como se les quiera llamar, que hayan tenido dudas sobre el 1-O, han sentido verguenza esta semana por la actuación de su gobierno. Si son gente decente, seguro. Cada acción del ejecutivo hace sonrojar al más pintado. Un puede sentir apego a un territorio que sabe ahora va a perder, pero lo querrá mantener haciendo las cosas de otra manera.

Se puede entender que ese sentimiento (equivoco) de posesión ‘colonial’ haga negar muchas cosas antes de una perdida que ha durado tantos siglos, pero vender que querer VOTAR es promulgar la sedición y los golpes de estado, de ser este territorio golpista, de personas antidemocráticas, de alentar la ilegalidad, etc. como se ha hecho con los diferentes detenidos en esta semana, es más que desvergüenza. No tiene nombre en una democrácia, o sí

Por eso Rajoy está políticamente finiquitado. Ahora cada paso que dé, será para peor. Si alguien tenía dudas de la manera de gestionar los temas importantes de este gobierno, ahora ya no las tiene. La situación actual entre la independéncia que reclama Catalunya y quiere conseguir votando, y España con su represión de otras epocas y nula democracia, las ha despejado todas. Es de una cobardía supina utilizar a los cuerpos policiales para un desempeño que debería haberse realizado exclusivamente por políticos.

                                                   
 La excusa de la ‘justicia’ es tan débil que solo las mentes débiles se la creen. No se va a nombrar de nuevo al Tribunal Constitucional. Al Fiscal General que fue cuestionado y apartado por el Congreso español, y recuperado in extremis para esto. Ni de la Policia que acudió al lugar de los ‘detenidos’ antes de tener las pertinentes órdenes judiciales de registro. No hace falta reiterar en lo obvio, con un minínimo de decencia o verguenza, basta.

Cuando en Madrid se enteren de que va esto ya no podrán poner remedio a muchos de esos unionisrtas o españolistas inteligentes que tenian sus dudas y que ahora votaran sí tras lo que estan siendo testigos. Ni siquiera han intentado utilizar la política para seducirlos a ellos mientras tengan la fuerza represiva. Como afirma el exagente de la CIA, Edward Snowden, “Rajoy es libre de oponerse a la independencia catalana, pero sólo a través de la persuasión, no de la violencia. El uso de la fuerza para detener el voto es opresión. Uno puede estar en contra de la independencia catalana y todavía en favor de los derechos humanos. Pero uno no puede estar a favor de la represión de Rajoy y decir lo mismo”.

El jefe del ejecutivo acabará cayendo del gobierno. No tardará mucho. Se jubilará y cuando se halle en su retiro, probablemente en Galicia, se le preguntará como se le pregunto a Alfonso Armada por el 23 F. Por supuesto, el también negará cualquier implicación. Remitirá al TC y a los juzgados toda la responsabilidad de su inexistente política. Lo mejor está por llegar…

JL Herrera Vega
Ciéncies de la Informació  i la Comunicació
El Comunicado

viernes, 15 de septiembre de 2017

Un Estado sin recursos


El Estado español intenta anular a los medios de comunicación catalanes que no se avienen a sus doctrinas dictatoriales. Ahora ha sido el editor del Directe.cat, Joan Puig, el que ha sido requerido por la Guardia Civil, por la publicidad institucional que publica sobre el 1-O. Algo que atenta contra uno de los derechos fundamentales en una democracia. La libertad de prensa.

La libertad de prensa se denomina al derecho que tienen los medios de comunicación de investigar, informar y emitir sin ningún tipo de limitaciones o coacciones, como la censura previa, el acoso, el hostigamiento o las presiones judiciales injustificadas y ordenadas por un gobierno. Como en este caso.

Según el derecho internacional, la libertad de prensa es una garantía constitucional, fundamentada en la libertad de expresión, propia de sociedades con sistemas políticos democráticos de libertades plenas. Y no puede existir ninguna excusa administrativa, política o jurídica para intervenirla.

Como tal, la libertad de prensa permite a los ciudadanos la posibilidad de organizarse y crear medios de comunicación independientes del poder gubernamental, en los cuales tienen derecho de expresarse libremente y sin censura de ningún tipo. Sea cual fuere su cometido. La libertad de prensa, sin ninguna duda, es un elemento central del derecho más amplio a la libertad de expresión en una democracia sana y sin corrupción.

La prensa (en sus varias plataformas) juega un papel central al informar de forma contextualizada sobre los temas relevantes para todos los ciudadanos y ciudadanas, al informar públicamente las cuestiones centrales para el desarrollo y la democracia en su día a día, del tema que fuere, de la sensibilidad que se diera, y aunque fuera noticiando de una minoría en contra de una gran masa.

La libertad de prensa es la existencia de garantías con las que los ciudadanos tienen el derecho de organizarse para la búsqueda, edición y divulgación de información, en los medios de comunicación. Para ello pueden utilizar, si así lo requieren, la publicidad como medio de recurso económico. Los contenidos de esa publicidad, al igual que el de la información, no pueden estar controlados ni censurados por los poderes de un Estado u otros análogos.

Coaccionar la libertad de prensa en cualquiera de sus expresiones, demuestra la salud democrática de ese Estado. La decadencia de España está a la altura de su abuso de poder y de su cobardía intentando acallar a los medios de comunicación, entre otros. El Gobierno central debería haber hecho su trabajo en vez de hacerse servir por esa instrumentalizada justicia y la guardia civil.

Creer a estas alturas que la publicidad de la Generalitat puede influir en el resultado de las votaciones es no ver la realidad de todo esto. O peor aún, prohibirla es no tener más recursos para poder parar este aluvión democrático. Las vergonzosas y dictatoriales formas con las que el Estado está actuando contra Catalunya, e ira creciendo según se van poniendo más nerviosos, permiten ver a su ciudadanía (pronto todo el mundo será testigo de esa represión) que cada vez son más necesarias esas urnas.

Estamos en tiempos de campaña. En cualquier caso, con un comunicador de partido y sus trasatlánticos y zodiacs pinchadas, y un fiscal general y los catalanes abducidos, no hace falta mucha más campaña. Cada vez que los del NO abren la boca, es un mitin ganado para los del SÍ. El 1 de octubre se votará en Referéndum…

JL Herrera Vega
Ciéncies de la Informació  i la Comunicació
El Comunicado

viernes, 8 de septiembre de 2017

¡ El 1-O Referéndum !

EL 1-O Catalunya tiene el Referéndum ansiado por unos, temido por otros como si de la entrada a los infiernos se tratara, pero necesario para todos. Más que necesario. Por eso hay que votar, porque Catalunya no puede seguir así, ni España tampoco. El Govern, el Parlament, recoge el sentir de sus ciudadanos y cita para el 1 de Octubre el día para votar oficialmente, para desencallar, para liberar a sus ciudadanos de tanta catalanofóbia para siempre. ¿Qué hace Madrid? Nada. O sí, amenazar y amenazar. En su línea.

En esa línea que muchos antiguos creyentes españoles nacidos o residentes en Catalunya, ven ahora solo desprecio y amenazas. Y por eso son más independentistas que los de toda la vida, por sentirse traicionados, ninguneados. Porque no hay nada de política, nada de discursos del ejecutivo para convencer o seducir, solo la utilización fraudulenta de la justicia para que ni tan siquiera sean ellos mismos los que dicten las amenazas. Encima eso, creen que no tendrán que rendir cuentas a nadie, o tendrán remordimientos el día de mañana al hacerles el trabajo sucio.

Y siguen sin darse por aludidos. ¿O será verdad que no se enteran?. Que más de tres cuartas partes de Catalunya quieren votar. Que aún creen que después de cinco años de ver ondear estelades como nunca se había visto, todo es una fantasía de unos radicales secesionistas. Que todo esto del Procés era un invento del Mas (con un embargo por el 9N) y ahora un invento del Puigdemont y del Junqueras junto a sus ciegos y enfermos seguidores del Govern. Se creían tanto las autoalabanzas de sus propios afiliados y de sus medios de comunicación, que no creían que el 1-0 fuera a caerles encima. 
                               
Estaban seguros desde Madrid que el Referéndum era algo anecdótico Que el Parlament no se atrevería nunca a promulgar oficialmente el mismo. Ahora es imparable. Nadie puede ponerle puertas a la democracia ciudadana. La sociedad ha decidido que el espacio que dejan las normas legales o jurídicas del Estado no es suficiente. Que Catalunya no puede intervenir en igualdad de condiciones con él y por tanto necesita ir más allá de la ley para cumplir sus objetivos. Puede que los catalanes aboguen por la desobediencia civil a partir de ahora, políticos incluidos, pero hay situaciones en las que resulta imposible desbordar esa ‘legalidad’ impuesta y sin igualdad. Menos con el currículo autoritario español a lo largo de la historia.

Los partidos políticos españolistas por si solos son una máquina de crear independentistas. El PP su mejor engranaje. No lo evita ni el demócrata más catalanista. Ahora quiere volatilizar todo vestigio de publicidad, oficialidad, preparativos, etc. sobre el 1-O. Si el Gobierno, el Estado con su rey a la cabeza, sigue utilizando las ‘amenazas de cárcel’ de aquí al 1-O, ese día en concreto, o después, que se prepare para abrir campos de fútbol para ese cometido, al más puro estilo de dictadura hispanoamericana. La chispa puede saltar y habrá mucho fuego que apagar. La gente irá ese día a votar, no cabe la menor duda…

JL Herrera Vega
Ciéncies de la Informació  i la Comunicació
El Comunicado

viernes, 1 de septiembre de 2017

Falso!

El director de ‘El Periodico’, Enric Hernandez falta a la verdad de manera flagrante. Miente, e incluso es peor, de periodista a periodista, ha manipulado información de extrema gravedad contra los Mossos d’Esquadra. Ha tenido que ser el propio fundador de Wikileaks, Julian Assange, el que incida en esta línea y ha publicado un tuit en el que asegura que el supuesto documento de la CIA que reproduce El Periódico de Catalunya parece "modificado o fabricado". Sustenta esta afirmación en que las comillas que se utilizan en el documento para citar son típicas de España y no de una nota escrita en inglés.

Wikileaks, que ha filtrado numerosos documentos secretos, aprecia ciertos errores de bulto en la redacción de un texto supuestamente escrito en inglés: además del mal uso de las comillas señalado por Assange, ya que se emplea la palabra 'Irak' en vez de 'Iraq' - Iraq es la forma de escribir el nombre del país en inglés - o 'nota' en vez de 'notice'. También se destaca el empleo de 'ISIS' - utilizado en los medios de comunicación - cuando los servicios de inteligencia de Estados Unidos emplean 'ISIL',para referirse al Estado Islámico.



Pese a lo publicado por 'El Periódico' este pasado jueves, este comunicado es falso y carece de valor periodístico. Según ha asegurado Assange en Twitter, dicho aviso carece de veracidad al analizar de manera minuciosa el texto. Ante la avalancha de críticas Hernández ha intentado rectificar. Ya no era un comunicado de la CIA sino de la NCTC. Después en RAC 1 ha afirmado que “reproducimos el texto, no necesariamente la tipografía, que puede haber cambiado”, deja claro para algunos de los diarios ‘amigos’ de Madrid, que la noticia era falsa.

Hernandez ha querido utilizar las armas que está acostumbrado a hacer servir. La tergiversación, la manipulación, el desprestigio a terceros y la falta de responsabilidad para pedir disculpas o dimitir. Tal como indica Joan Puig, la ‘alcantarilla’ en estado puro. Pero ya no engaña ni a los suyos, que le darán la espalda. La historia siempre es la misma, cuando no sirva, se le anulara sistemáticamente. Otra estratagema que les sale mal. Por eso el ministro de Interior quiere 'investigar'...

JL Herrera Vega
Ciéncies de la Informació  i la Comunicació
El Comunicado

viernes, 25 de agosto de 2017

Mossos y Política

Se está siendo testigo de lo que muchos siempre han reivindicado en las relaciones Catalunya/Estado. Mucho antes de que el Procés saliera a escena. Mucho antes que infinidad de ciudadanos hubieran siquiera pensado en la independencia. Es la absoluta autoritaria y despótica manera de actuar de los diferentes gobiernos de Madrid hacia Catalunya. Despachar ‘propaganda’ política sin venir a cuento, y a diestro y siniestro.

 
Así el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha visto la necesidad de comparecer ante los españoles de forma extraordinaria después de la reunión del Consejo de Ministros para lanzar dos mensajes políticos. El primero ha sido una reivindicación clara del papel del Estado en la crisis terrorista provocada por los atentados de Barcelona y Cambrils. El segundo, un llamamiento a la unidad de los partidos políticos para ser "grandes" y "fuertes" en el combate contra el terrorismo yihadista.

El primer mensaje ha sido claro. Alabar a las fuerzas de seguridad del Estado y ningunear a la policía catalanaante cualquier oportunidad de hacerlo. La última, negar la inclusión o no de los Mossos en los organismos policiales europeos de coordinación, información y prevención de la amenaza terrorista.
                            
Por eso el President Carles Puigdemont, en una entrevista en el Financial Times, ha a acusado a Mariano Rajoy de "jugar a la política con la seguridad de los catalanes", recordando que reclamó al Ejecutivo español, al hilo de la demanda del Govern de poder ofertar 500 nuevas plazas de Mossos d'Esquadra, que no "se hiciera política" con ello, pero que por desgracia, el Gobierno español tiene otras prioridades en su agenda.

El segundo mensaje es la misma vieja retórica de siempre. La unidad de las fuerzas políticas, si estas están de parte de su discurso. Si bien ha felicitado a los Mossos, fundamentalmenteha alabado la "coordinación" de todos los cuerpos policiales. Puigdemont más realista ha reivindicado que, "la policía catalana, a pesar de que no cuenta con todas las herramientas que precisa y está mal financiada, ha gestionado la crisis excepcionalmente bien".

Hay que romper una lanza por todos los que han prestado su ayuda en este atentado. Ambulancias, taxistas, medicos de urgencia, diferentes policias, botiguers, ciudadanos anónimos, etc. Pero esta vez con especial énfasis, debido al ninguneo político,por los Mossos. Manifestación masiva para este sábado donde se encontraran de nuevo el Ejecutivo y el Govern, que deja claro ante todo, que Catalunya, “No tiene miedo”…

JL Herrera Vega
Ciéncies de la Informació  i la Comunicació
El Comunicado

viernes, 18 de agosto de 2017

Catalunya no tiene miedo



Catalunya ha vuelto a padecer un nuevo golpe devastador contra su ciudadanía. Otra vez con un sangriento acto terrorista. La gente se pregunta por qué de nuevo en Catalunya. El ataque más sangriento en la historia de ETA tuvo lugar en Barcelona y ahora unos descerebrados radicales religiosos musulmanes, con el respaldo del Estado Islámico como sello de oficialidad, han vuelto a atentar en la capital catalana y otras poblaciones.

Catalunya, y particularmente su capital Barcelona, es una ciudad que atesora desde los años 70 una larga tradición de pacificas manifestaciones multitudinarias. Si de algo ha pecado esta ciudad es justamente de haber sido el referente una y otra vez en sus calles, como la portavoz crítica de injusticias sobre otros ciudadanos, fuesen de donde fuesen. Por ejemplo, contra la invasión de Irak del 2003 por parte de Estados Unidos y sus aliados, España y Reino Unido. Donde millones de ciudadanos estaban en contra de esa guerra contra el país musulmán.

Sí, es bien sabido que estos países sajones tienden a buscar ese tipo de salida bélica a los conflictos que les son de interés. Quizás los principales culpables de todo esto junto al Estado español. Pero, ¿es que no se ha sabido trasmitir al mundo que los gobiernos de España son una cosa y los de Catalunya otra? Quizás con mayor motivo se reclama todo lo concerniente al Procés.           

Debería saberse, y consta que es así, que Catalunya es una tierra de solidaridad y tolerancia, tanto con los foráneos nacionales como especialmente con inmigrantes. Ejemplos a pie de calle hay cientos. Que vengan a la memoria reciente, los cierres del CIE (Centro de Internamiento de Extranjeros) en la zona franca, en el fondo por no respetar los derechos humanos, cuando no había ninguna otra necesidad. Muchos de esos ciudadanos, musulmanes. Ayudas de catalanes donde la labor e iniciativa como la de Oscar Camps y su equipo de voluntarios de Proactiva Open Arms, han sido reconocida tanto aquí como internacionalmente en la ayuda a refugiados. La gran mayoría de ellos también de religión musulmana.

Hay respuestas en el aire, pero también hay muchas preguntas el porqué de este atentado aquí. Vale, Barcelona está de moda en el mundo. Los que tenemos vínculos o contactos fuera de estas fronteras lo sabemos. Barcelona o Cambrils o cualquier población catalana vende mucho fuera. Pero los pueblos catalanes son aliados de la razón, la equidad, la paz. Esos sangrientos descerebrados en busca de ‘venganza o justicia”, religiosa o no, se han equivocado de bando.

Lo de la formación del ejecutivo central ya raya la sinrazón. Su visita a Barcelona para hablar de unionismo y lo que ‘la gente quiere de verdad’ es ningunear lo que ha pasado. Por eso ahora lo que más de uno se preguntará con la cabeza más fría, es si el Estado podía haber hecho algo más, si sabía alguna ‘otra cosa directa’ sobre el posible atentado. Es conocida la falta de veracidad del Ministerio de Interior sobre todo lo concerniente a Catalunya. Y más sabiendo que la CIA había advertido que podía ocurrir algo así. Como han dejado claro los ciudadanos durante el minuto de silencio en Plaça Catalunya, No tinc por(no tengo miedo)...

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado

viernes, 11 de agosto de 2017

Referéndum 1-O: Legal y Legítimo

Semana candente. Las que se aproximan lo serán aún más. A pesar de irse concienciando del porqué del procés soberanista, aún hay ciudadanos que no acaban de 'asimilar’ lo de ‘La Ley del Referéndum’. En resumen y ante un choque con el Estado, el Govern aplicará la ley del referéndum para convocar el 1-O aunque el TC la suspenda. Donde la norma prevé, en caso de victoria del 'sí', declarar la independencia dos días después de tener los resultados. Bien, ante todo esta será como el mismo objeto, legal y legítima.

La distinción entre ‘legalidad’ y ‘legitimidad’ es una diferencia esencial en un Estado democrático de Derecho. La legalidad pertenece al orden del derecho positivo y sus normas contienen siempre fuerza de ley (es decir generan obligación jurídica). La legitimidad forma parte del orden de la política (discrecionalidad dentro de la legalidad) y de la ética pública (fundamentación cognitiva de las normas y de las decisiones).
                                   
Mientras que la legalidad genera obligación, la legitimidad genera responsabilidad (política o ética) y reconocimiento. La legalidad tiene una racionalidad normativa acotada y la legitimidad tiene una lógica deliberativa abierta. Cualquier intento de suprimir esta diferencia lesiona gravemente a la democracia y al Estado de Derecho. Sin la diferencia entre legalidad y legitimidad el sistema político se torna fatalmente totalitario. El mantenimiento de esta frontera es una de las tareas más precisas y delicadas de todo sistema político democrático.

                                   
Esto viene a dilación por las palabras con las que el president de la Generalitat emplaza al líder del PPC a un encuentro a partir de la segunda quincena de agosto: "El referéndum será plenamente legal y legítimo". Como estamos apreciando la responsabilidad política del Gobierno central sobre la cuestión catalana es nula. Rayando la ilegalidad en una democracia. Cuando ambas distinciones se tocan en el trascurso del procés, se repelen. La falta de discurso político del ejecutivo no da más que para lo que ofrece sin dilación la Generalitat: que la ciudadanía hable en las urnas el 1-O.

Que una parte proponga y la otra se inhiba hace que el Govern, pueda parecer que incumple sus competencias unilateralmente. Pero si alguien tiene el derecho a desobedecer para que se pueda escuchar su voz, aparte de los represantes políticos, es el pueblo de Catalunya. Los derechos individuales inalienables que no pueden negársele a ningún ciudadano, independientemente del estado en la que viva y sus leyes, son esenciales e irrenunciables como persona. Por eso el 1-O será un referéndum legal y legítimo

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado

viernes, 4 de agosto de 2017

Dificultad es Oportunidad

Días estivales de calor. A pesar de las altas temperaturas de este verano se siguen oyendo en las tertulias de terraza la situación en la que se encuentra Catalunya y el Procés y aún sube más la temperatura. La oportunidad que tienen los catalanes de ser lo quieren ser, no hace mella en las posibles dificultades que se están viviendo, y se vivirán aún más, en Catalunya. Decía el genial cientifico en física Albert Einstein que por su experiencia, “en medio de la dificultad está la oportunidad”.

Para estar en igualdad de condiciones en esas dificultades la CUP exige "más confrontación" con el Estado. Tras la enésima admisión a trámite de forma ipso facta del Tribunal Constitucional del recurso del Gobierno para suspender la reforma del reglamento del Parlament, los interrogatorios de la Guardia Civil a funcionarios y altos cargos del Govern de Puigdemont, la CUP considera que habría que "comenzar a entrar en una lógica de más confrontación con las instituciones del Estado".                            

Según el diputado ‘cupaire’ Benet Salellas "no tienen ningún tipo de justificación para continuar haciendo lo que hacen", en una entrevista en Europa Press. En referencia a la investigación circunscrita en la causa contra el exsenador de ERC Santi Vidal, del Juzgado número 13 de Barcelona. Añadiendo que "están experimentando con los límites del Estado de derecho. O bien hay un juez que está ordenando investigar a un Ejecutivo por sus decisiones políticas, pero no lo quiere confesar públicamente, que sería extremadamente grave; o bien la Guardia Civil está actuando sin el mandato del juzgado para investigar las decisiones políticas de un Govern, que todavía sería más grave”.

Se espera un post Agosto aún más caliente. Tener esta oportunidad significa gestionar las dificultades de forma atemperada como hasta ahora ha hecho el Govern. El 1-O está casi listo. Se verá según esté el horno, si hay que poner ‘más calor’, para subir el suflé...

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado

viernes, 28 de julio de 2017

Estilo Gánster


Lo evidenciado esta semana en la represión de España contra Catalunya con el 1-O como excusa, se va aproximando cada día más a los que muchos siempre han tildado como la continuación de la dictadura preconstitucional encubierta que nunca se fue. Actuaciones más propias de ese régimen o de gánsteres cualquieras. Ahora según lo visto, el estilo es el mismo. Similudes de esas practicas no son difíciles de encontrar, al contrario cada día aparecen nuevas.

Un gánster (del inglés, gangster), gangster o gángster es un ‘criminal’ de carrera, público u oculto, que en cierto momento se convierte casi invariablemente en miembro de una ‘organización criminal’ violenta y persistente, lo que en inglés se conoce como ‘gang’ (pandilla). Los gánsteres a menudo llevan sus actividades como un negocio en la medida en que ofrecen un producto o servicio, no obstante ilegal, o en ocasiones emplean negocios reales legítimos como tapadera de una actividad criminal. En este caso los hay en cualquier ámbito profesional de la sociedad, incluso en política ejerciendo el poder legislativo. El estilo gánster les facilita las cosas enormemente al no necesitar dar explicaciones como sería en el caso contrario.
                                                             

Algunos gánsteres, a veces llamados matones, incluso dentro del cuerpo policial, están especializados en la extorsión, la intimidación, y/o el soborno para mantener cierta influencia sobre los sindicatos de trabajadores o actuar desde las sombras (alcantarillas) para beneficio propio. También se ha conocido que han intentado manipular las decisiones de instituciones civiles, como procesos legales o elecciones políticas. O han torpedeado o vedado las mismas si repercutía o amenazaba sus intereses.

Y aquí se ha sido testigo en menos de una semana de la nula responsabilidad política antes casos de corrupción policial por parte de un ministro contra gobernantes catalanes. La irrupción de la Guardia Civil en el Parlament de Catalunya, con la excusa del ‘caso 3%’. Requerimientos por parte de Hacienda, donde se insta a controlar los ‘gastos’ semanales de representantes elegidos en las urnas. Un gobierno judicializando la justicia y recurriendo una vez más ante el Constitucional, ahora la reforma para la ‘ruptura exprés’. Un presidente de Gobierno de un Estado amenazando a la democracia con frases como "no habrá ningún referéndum el 1-O". Etc. Etc. Que cada uno busque las simlitudes.

Catalunya hace tiempo que ha dejado de intimidarse por según que prácticas. Ya nadie se extraña cuando cada vez se oyen más voces aquí y fuera de España, aseverando que esto se asemeja mucho al estilo gánster comentado…

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado     

viernes, 21 de julio de 2017

El Estado español se hunde

Semana de acupuntura al Estado. Se han tocado puntos vitales para hacer replantear a cualquier democracia de su salud, excepto a la española. Con el documental Las cloacas de Interior, sobre el uso partidista del Ministerio del Interior durante el mandato de Jorge Fernández Díaz para perjudicar e incriminar a los independentistas catalanes, ha quedado aún más claro que el Estado español se hunde.

Un país que se autoproclama democrático y libre no ha permitido que sus medios de difusión, a excepción de los pocos cines de estreno del mes pasado, a pesar de las buenas críticas y a la carga de profundidad que supone este trabajo, que sólo TV3 y Euskal Irrati Telebista (EITB), la televisión vasca, hayan apostado por emitir este documental. Ninguna cadena de televisión de ámbito nacional ha querido emitir este trabajo. Represalias mediante. Ningún político ha dimito y no han habido sobresaltos en la cúpula del ejecutivo. Como algo natural y cotidiano ha sido el post-emisión de TV. Silencio sibilino desde el gobierno. Prácticas propias de una dictadura, realizadas desde Interior, donde algo así solo puede pasar aquí.
   

Ya nadie se extraña que el 80% de los catalanes deseen ese referéndum. Nadie se quiere hundir en un Estado que parece que hasta le interesa que haya una secesión de Catalunya para refundarse. No le va a servir de nada, al contrario le perjudicará, que el Gobierno controle los gastos de la Generalitat para impedir la consulta. El ejecutivo central se está metiendo en un barrizal del que le va a costar salir.

La ciudadanía catalana del ‘sí’ sigue creciendo, gracias a esa acupuntura. Según el Cente d'Estudis d'Opinió (CEO), de cara al 1-O dos de cada tres catalanes el (67,5%) manifiestan su intención de participar en el referéndum unilateral. De este porcentaje, el 39% votarían 'sí' a la independencia y el 23,4% votaría 'no'. Con estos datos, y desechando al 18% que se declara abstencionista y al 14% no aclara qué hará el 1-O, el CEO estima que el 'sí' se impondría con un 62,4% de los votos, mientras que el 'no' se quedaría en el 37,6%. Enhorabuena Estado español, por hacer que cada vez más gente busque un salvavidas en forma de referéndum para no hundirse

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado

viernes, 14 de julio de 2017

Manipulación

Una semana más. Llega la hora de lanzar al aire avalanchas de mentiras manipuladoras por el Estado según se acerca el 1-O. Desde Madrid se van a ir desbocando los medios afines al gobierno (no se sabe si queda alguno ya que no lo sea) sobre el Procés. DecíaEdward L. Bernays, sobrino de Sigmund Freud y uno de pioneros en el estudio de la psicología de masas, escribió en su libro Propaganda (1.928), “La manipulación deliberada e inteligente de los hábitos estructurados y de las opiniones de las masas es un elemento importantes en las sociedades democráticas. Aquellos que manipulan este oculto mecanismo de la sociedad constituyen un gobierno invisible que es el verdadero poder dirigente de nuestro país. Somos gobernados, nuestras mentes están amoldadas, nuestros gustos formados, nuestras ideas sugeridas, en gran medida por hombres de los que nunca hemos oído hablar”.

Mentira piadosa es la que puede procesar el Govern catalánen estos momentos. Como políticos gestionan con más o menos seducción la afirmación falsa proferida con intención benevolente. Puede tener como objetivo el tratar de hacer más digerible una verdad tratando de causar el menor daño posible. Suele ser utilizada simplemente para evitar fricciones innecesarias, secuelas o actitudes que pueden ser desagradables para alguien. En política, la mentira noble es asociada con la falsedad de los gobernantes destinada a preservar la armonía social. Platón ya se refería a este tipo de mentira en La República.
 
Lo que lleva a cabo el Gobierno central es algo muy distinto. Es manipulación. Pura y dura. Partiendo de información o datos verídicos realizan un análisis incorrecto, o interpretan incorrectamente los resultados de un análisis que es peor. Todo ello  para que parezca que esa información nos permiten concluir algo cuando, en realidad, los datos no apoyan dicha conclusión. Tener conocimientos básicos de estadística y probabilidades a menudo ayuda a detectar los intentos de manipulación –aunque dicha detección sólo es posible si tenemos suficiente información sobre el tipo de datos de partida y el análisis que se ha hecho- Pero cuando se trata de ‘vomitar’ información manipulada, a la que la mayoría de medios de comunicación secundan con esmero, solo queda la perplejidad y sentir vergüenza ajena.
 

 Esto viene a dilación por la enésima vez que diarios como el País (quien los ha visto y quién los ve), durante años camuflado de izquierdas -por el Sr. Juan Luís Cebrián su director y ahora consejero delegado, a la cabeza- se han postulado como mensajeros de  la mentira y manipulación del Gobierno. Editoriales como: “Hay miedo en Cataluña. Pero no un miedo general ciudadano, aunque a medida que se radicaliza el procés soberanista crece la inquietud por su deriva autoritaria y desestabilizadora. El miedo anida en la cúpula secesionista”. No se lo creen ni en el propio diario. No, aquí no hay miedo por la remodelación del Govern de Carles Puigdemont. Al contrario. Ni se está radicalizando, ni hay fractura en la cúpula, ni hay el tan manido ‘desafío’ independentista. Mienten y saben que mienten. Solo un democrático referéndum a la vuelta de la esquina…

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado

viernes, 7 de julio de 2017

Ada Colau será Juzgada

Es la hora Ada Colau. Su oportunidad y la de los que la rodean. Es la hora dels Comuns. El momento en que la Historia posiciona a cada uno y juzga posteriormente. El momento de demostrar este sábado que se pueden tener dudas, aunque no se debiera, sobre un SÍ o un NO. Pero sobre votar en referéndum es algo del que no se debería titubear ni mucho menos recelar políticamente. Hay que alentar la participación de la ciudadanía. Cada líder o responsable político tiene ese deber, está en su cargo como tal. El plebiscito del 1–O es Democracia en estado puro. Lo saben hasta en Madrid, aunque lo intenten vender al revés. Muy al reves.

Para Colau en su ‘Programa En Comú’, se ponía de relevancia la inteligencia colectiva; a través de un excepcional proceso participativo que hizo posible que miles de personas hayan tomado parte en la creación de las propuestas, su discusión y priorización. Por eso ahora los Comuns no pueden dejar tirado a una gran parte de su electorado que desea tener la posibilidad de participar en un referéndum histórico, en un acto que les afecta también a ellos. Eso de rebote incide en su propio beneficio de partido y se lo van a agradecer posteriormente. La Historia suele juzgar moralmente de una manera o de otra, tarde o temprano, a aquel que fue valiente o al que la cobardía hizo no posicionarse en momentos históricos claves para su pueblo.

 Las palabras de Pablo Iglesias en Cádiz, "no hay que criminalizar esa movilización política, pero yo, si fuera catalán, no participaría en ese referéndum", no hacen más que corroborar que a todo aquel que no vive los acontecimientos de Catalunya in situ, no es conocedor de esto a lo que se llama el Procés. ¿Cómo se puede aconsejar NO VOTAR? O este político intenta boicotear el 1-O, o él, la alcaldesa de Barcelona y el Coordinador General de Catalunya en Comú, Xavier Domènech se han vuelto Anarquistas con un golpe de calor.

Hasta hacen valido, aunque sea por una vez como excepción, al Secretario general de Podemos-Cataluña,Catalunya Sí que es Pot, Albano Dante Fachín, que ha señalado que el éxito del 1-O podría abrir un nuevo escenario que pasaría por obligar al PP a sentarse a la mesa, argumentando que “Catalunya siempre ha sido pionera en los cambios del Estado. Cuando Catalunya avanza, avanza toda España”. También los fuertes vientos del norte de Catalunya como la Tramontana, dicen tiene la facultad de hacer cambiar el estado de ánimo por momentos. Que Dante abogue ahora por el 1-O debe ser significativo de su pasado por tierras de Girona.

Un referéndum es algo muy legítimo. Así es conveniente que la Sra. Colau crea en su Catalunya, como confió en su plataforma antidesahucio, por creerla tan democráticamente legítima cuando era activista social de pro. Votar es la máxima expresión de la democracia y su partido Barcelona en Comú, siempre hace referencia a ella siempre que puede entre sus electores. Aunque Catalunya no sea de las que persiguen el desquite o la represalia como tal, la Historia juzgará ese ‘presumible’ talante de libertad y tolerancia, aunque solo sea por ir contra la autocracia de este Estado.

Hay mucha responsabilidad en las acciones de la clase política catalana actual. Otro gesto por mucha razón de peso que tenga, que no sea el del pluralismo, siempre estará en otro escalón en el juicio de la Historia. Lo que preste este sábado, lo será para los siguientes mientras Catalunya perdure…

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado     

viernes, 26 de mayo de 2017

La Normalización (Urnas, Estelades...)

Es curioso que algunas cosas que se dan por normales, lógicas y naturales sean vistas por otros como algo tendencioso, ilegal y anti-todo. Esta semana se aprecia en España un poco de ese efecto normalizador, aunque sea pasajero o simplemente retorico. Por un lado oímos decir a Pablo Iglesias líder de Podemos, que respalda la celebración de la consulta unilateral sobre la independencia de Catalunya en septiembre u octubre próximos, aunque no le otorga carácter vinculante por no haber sido acordada con el Estado. Si bien el dirigente morado definió el referéndum unilateral como una “movilización legítima”, en línea con la dirección catalana de Podemos, que llama a participar. Iglesias avisa al PSOE de que exigirá el referéndum para un posible pacto. La normalización, si mañana no cambian de parecer, sobre la demanda de la casi totalidad de los catalanes y la causa soberanista, es posible.

A esta cita coordinada por la Delegación del Gobierno de Madrid asistieron representantes de la Federación Española de Fútbol –organizadora del partido–, de la Casa Real, de los clubes, de la Policía Nacional, la Local, Samur, Bomberos y Cruz Roja. Y sorpresa normalizadora, en la reunión no se habló de esteladas en ningún momento. Por lo que este año no han sido motivo de debate, a diferencia del anterior, se entiende que “no hay problema”, según fuentes de la federación, “y quien llegue al estadio con esta enseña no autorizada se expone al criterio del control a la entrada, pero no hay determinación oficial respecto a su uso”. Hay que recordar que la prohibición provocó  la indignación del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que anunció que no acudiría a la final mientras se mantuviera el veto. Y que el Barça, que fue multado por la UEFA por la exhibición de estelades, mostró también el “desacuerdo más absoluto, por considerar que era un atentado a la libertad de expresión”.

Tubo que ser el juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 11 de Madrid quien decidió que los aficionados pudiesen llevar la estelada en contra del criterio de la Policía y de la Fiscalía, que defendía la medida ordenada al no apreciar la existencia de un “perjuicio irreparable” si se mantenía la prohibición. Dentro de un acto de normalización democrática el juez estimó en un auto que podían ser, “portadas y exhibidas al considerar que no incitan a la violencia y su exhibición está amparada por la libertad ideológica, por lo que prohibirlas acarrearía un daño irreparable, al impedir expresar de forma pacífica una ideología política”. No se le pueden poner puertas al campo. Cuesta que la catalanofobia permita iluminar a todos a la misma velocidad e intensidad. Pero cuando el goteo de normalización cae por su propio peso, da más razón a los que opinan que es una oportunidad histórica para solucionar el 'conflicto catalan' de una vez por todas.

Por otro lado tenemos la final de Copa donde participa el Barcelona como finalista. En las últimas finales de Copa donde ha participado el Barça, además de la sonora pitada al himno español suele sumarse la manifestación identitaria de la estelada. En 2016, hace ahora un año, la Delegación del Gobierno en Madrid decidió impedir la exhibición de banderas esteladas en la final de la Copa del Rey entre el Barça y el Sevilla en el Calderón, idéntico escenario de este sábado, donde ahora solo cambia el rival, el Alavés. Pero después de la campañas de guerra sucia en todos los ambitos contra esa manifestación democrática, en las diferentes jornadas futboleras en que se hacía uso de las mismas, (al contrario de las banderas preconstitucionales que se ondean día sí, día también, sin ninguna cortapisa), parece que también habrá luz para iluminar a los intransigentes. Este año las esteladasno ha sido motivo de debate entre las instituciones gubernamentales y deportivas reunidas para abordar los detalles de la gran cita del fútbol copero, el último duelo de la Copa del Rey, en el Vicente Calderón. A diferencia de 2016, cuando en el encuentro para abordar la seguridad de la final los representantes del Barcelona se ausentaron, esta vez todo discurrió con normalidad.

viernes, 19 de mayo de 2017

Negociar en igualdad


Madrid vive en su mundo ideal. Semana tras semana intenta querer, pero no puede. Su estructura y la visión de ver las cosas no dá para más. Es como una realidad aumentada que no ayuda a nada. Lo de invitar al president de la Generalitat, Carles Puigdemont, a debatir y dialogar su propuesta de referéndum sobre la independencia en las Cortes Generales, en concreto en el Congreso, por ser el lugar "adecuado" para debatir ese tipo de asuntos por parte del gobierno, es seguir enrocados en no querer entender las cosas tal como son.

Que la vicepresidenta primera Sáenz de Santamaría considere que esas explicaciones debe darlas el president en las Cortes para que haya un diálogo y debate acerca del mismo, por ser éste "el cauce democrático", sería como predicar en el desierto. Ese cauce es de todo menos democrático (dime donde insistes que quieres que vaya, para saber justamente donde no me conviene), como bien postulaban los Hermanos Marx. Según la vicepresidenta, ya hay "precedentes" de un debate de este tipo en el Congreso, en alusión al que en el 2005 llevó a la Cámara el entonces lehendakari, Juan José Ibarretxe.

Puigdemont i Junqueras que algo saben de las propuestas del ejecutivo, antes de un acto en el Palacio de Congresos de Barcelona, han considerado quecon estas palabras el Gobierno "reconoce la posibilidad de un referéndum de autodeterminación en Cataluña". En este sentido, Puigdemont ha considerado que existe "un cambio de tono y terminología" en las palabras de la vicepresidenta al invitar a la Generalitat a acudir al Congreso de los Diputados, aunque el Gobierno no esté abierto a negociar el referéndum. Algo es algo.

En una breve comparecencia sin preguntas, el President ha indicado no obstante que, tal como ya estaba previsto, elGovern trasladará una propuesta al Ejecutivo de Mariano Rajoy para "hacer efectivo el referéndum de autodeterminación acordado". Por eso el Govern "está dispuesto a negociar las condiciones del referéndum con el Gobierno español y, en caso de acuerdo entre los dos gobiernos, ambos someterlo a los respectivos parlamentos, al Congreso de los Diputados y al Parlamento de Cataluña". Hay que negociar en igualdad de condiciones.

                  



 Lo de la preocupación del Gobierno ante la posibilidad de que haya falta de rigor o tergiversación de la Historia en loslibros de textode Primaria en Catalunya, ante la denuncia del sindicato catalán de profesores Acció per a la Millora de l’Ensenyament Secundari (AMES), que advierte de “planteamientos ideológicos partidistas y tendenciosos”, es una sarta de despropósitos. Además, no merece más comentario que el expuesto anteriormente, si hay preocupación desde Madrid, es que la línea editorial de esos libros de texto es la correcta. Libros de texto con directrices ideológicas, con los que durante cuarenta años se educó en España, y que muchos añoran profundamente…

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado

viernes, 12 de mayo de 2017

Esto va en serio

El primer encuentro entre el presidente del Gobierno Mariano Rajoy, y el de la Generalitat Carles Puigdemont, desde la ‘inicialmente secreta’ primera reunión en La Moncloa el pasado 11 de enero, en que han compartido mesa y mantel en el Salón del Automóvil de Barcelona, está permitiendo ver la inquietud del ejecutivo de Madrid sobre el procés.

La frase de Rajoy, "debemos evitar toda tentación de desconexión y aislamiento", puede ser interpretada como la preocupación de España por encontrase de golpe sin su Catalunya de apoyo.  Según fuentes de la Moncloa y de Presidència de la Generalitat, se ha hablado mucho de fútbol y nada del procés. Pero con esa frase perturbadora y el añadido  que estar “conectados abre nuevas posibilidades”, se percibe otra cosa. Ven que en Catalunya esto va en serio.

 
Más exaltados e intranquilos van a estar cuando la alcaldesa Manuela de Madre y el Ayuntamiento de Madrid, acojan el próximo 22 de mayo, en la sala Caja de Música del espacio CentroCentro, ubicado en su sede del Palacio de Cibeles, una conferencia a favor del referéndum en Catalunya. El acto estará protagonizado por el President de la Generalitat, Carles Puigdemont, el Vicepresident, Oriol Junqueras, y el conseller de Asuntos Exteriores, Raül Romeva.

La conferencia se celebrará como el postrero esfuerzo por parte del Govern lanzando una última oferta al Ejecutivo de Rajoy para lograr un referéndum acordado. Este encuentro en Madrid se posiciona como el claro anuncio que Puigdemont quiere trasmitir impulsando el referéndum para finales de septiembre. Con el mismo, se deja más claro si cabe, que no hay vuelta atrás por parte del Govern. 

Desde la Generalitat se intentará alcanzar una vía pactada antes de fijar la fecha y la pregunta de la consulta, que se va a celebrar este año. Aunque se está dispuesto a dilatar la convocatoria si el Ejecutivo central abre la puerta a negociar. La conocida respuesta hasta ahora de Mariano Rajoy a negarse a esa posibilidad, bajo el argumento de que la soberanía nacional recae sobre todos los españoles, es una incongruencia. Es como si en un divorcio los dos tuvieran que estar de acuerdo para poder llevarlo a cabo...

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado     

viernes, 5 de mayo de 2017

Amenazas de Dictadura

Decía el expresidente del Gobierno español Adolfo Suarez sobre los cambios que se esperaban tras el paso de 40 años de dictadura que “el futuro no está escrito, porque sólo el pueblo puede escribirlo votando”.

Curioso que ese político español deba dar ejemplo al portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo y a todo el elenco político nacional del PP y asociados. Si bien ese presidente pudo hacer más de lo que hizo en aquellos tiempos, deja en ridículo a los que ahora se consideran demócratas por el bien de España. Votar nunca puede ser un problema. Salvo para España. Evidente urnafobia.

Este viernes hemos sido testigos por boca de Méndez de Vigo de la intervención de la Fiscalía si se materializa el "anuncio del anuncio" por parte de la Generalitat catalana que pronto lanzará la licitación para adquirir urnas destinadas al referéndum soberanista. El ministro ha respondido en estos términos al ser preguntado, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, sobre el anuncio de la Generalitat catalana que prepara la compra de unas 8.000 urnas para el referéndum.
La vuelta al ruedo con amenazas de injerencias de la fiscalía solo se explica si se habla de una dictadura. Frases como "lo que hemos visto es un anuncio de un anuncio y si esto se traduce en hechos, sin duda, la Fiscalía intervendrá". Haciendo hincapié en que, “en un reciente acto, el Tribunal Constitucional advirtió que cualquier referéndum soberanista es ilegal y que esta ilegalidad vinculaba dirigentes políticos, funcionarios y empresas”. Los próximos seremos los Periodistas por dar nuestra opinión. ¿No suena a dictadura encubierta subrayar a partes no políticas de la ciudadanía de esa manera?
                                      
 

Argumentan sin pudor que "los que están en esta deriva, sin duda porque están en manos de los radicales y los antisistema de la CUP, deben pensar seriamente no dar más pasos adelante. Las cosas están meridianamente claras". Enfatizar que el Tribunal Constitucionalya advirtió en febrero en un auto de que actuará no solo en contra de cualquier paso de la Generalitat encaminado a celebrar el referéndum, sino también en contra de cualquiera, como las empresas, que colaboren para alcanzar ese fin, ¿no es represión digna de la dictadura española que se mencionaba al principio?

La regresión en España es cada día más evidente. Va hacia atrás de forma caótica. Sobrevive gracias a que los partidos dominantes están en el poder a costa de pactar a sus intereses. De pagar el dinero que no es suyo, como acaba de hacer el PP con el PNV para el apoyo de sus presupuestos. Utilizar el dinero del contribuyente para renegociar el cupo vasco cediendo en todo lo que han pedido, con o sin razón, también debería ser motivo de revisión por parte de la fiscalía y hasta del TC. Tiene tintes de ilegalidad y por supuesto sobrepasa la moralidad en exceso de los que se les llena la boca de ‘legalidad’.

Curiosamente fuentes de la  Presidència de la Generalitat aseguraron que quien puede acabar cometiendo una ilegalidad es el Estado, ya que promover un concurso para comprar urnas es una acción "absolutamente legal". En este sentido, en el Govern recuerdan que el procedimiento anunciado (el de un acuerdo marco que actúa como preselección de empresas) es habitual en el día a día de la Generalitat para agilizar determinadas compras.

Amenazas tras amenazas,el procés continua. Y llegado el caso, tal como trasmite Lluís Llach, "si envían los tanques a las calles, los esperaremos con tazas de café con leche y se las ofreceremos, pero lo que no pasará es que dejemos que aniquilen todo el proceso independentista simplemente debido a la intimidación de pretenden hacer". Como clamaba Jacques Rousseau: “El derecho de voto es un derecho que nada ni nadie puede quitar a los ciudadanos”…

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la ComunicacióEl Comunicado     

sábado, 29 de abril de 2017

AECAT Ready

No es una asamblea cosa de políticos, no es cosa del Govern ni de la administración de la Generalitat o de cualquiera de sus departamentos. Es cosa de unos cuantos ciudadanos organizados democráticamente, aunque tengan sus afinidades políticas -por si el TC decidiera también suspenderla- Los más de 3.000 socios con derecho a voto de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) han decidido este sábado apoyar por unanimidad una eventual declaración unilateral de independencia en caso de que el Estado no permita celebrar el referéndum en Catalunya.

El peso de la ANC es evidente en el procés. Con anterioridad, la ANC había aprobado otras declaraciones con objetivos directos sobre la autodeterminación de Catalunya que siempre se han cumplido. La hoja de ruta de la ANC para este año, aprobada sin ningún tipo de enmiendas, contempla tres escenarios respecto al proceso de independencia de Cataluña. En el primero, se celebraría el referéndum; en el segundo se prevé una "injerencia" del Gobierno español en las instituciones catalanas antes del referéndum, y un tercero donde esta injerencia se daría a posteriori.

En el caso de que se produjeran el segundo o el tercer escenario, la ANC activaría la llamada Assemblea d'Electes de Catalunya (AECAT) un órgano formado por diputados, alcaldes y concejales por la autodeterminación. La activación de este organismo se daría si un miembro del Govern es inhabilitado y sería este ente el encargado de proclamar la independencia y asumir "la máxima representación legítima, soberana e institucional de Catalunya", según fija su hoja de ruta. Asamblea que como dicen los anglófonos del establishment, está ready (preparada) para actuar.

     

Jordi Sànchez, presidente de la ANC ha celebrado una asamblea que ha asegurado que es "un acto de unidad". Recordando que en la defensa por la celebración del referéndum no dudan ni el Gobierno catalán ni los diputados independentistas, ha afirmado que "ahora toca coger la calle de en medio que nos lleva a un cruce, el del sí o el no. Nosotros decimos bien claro que sí". Dejando claro que "votaremos, desde luego que votaremos". Y que "la declaración de independencia se hará como consecuencia del referéndum".

El presidente de la entidad también ha llamado a apoyar a los miembros de la Mesa del Parlament cuando vayan a declarar ante el TSJC en las próximas semanas. Sànchez ha pedido una "movilización permanente y "si hay que ir a dormir a las puertas del Parlament para que puedan legislar y convocar nuestro referéndum, ahí estaremos, en el parque de la Ciutadella".

El president de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha clausurado la asamblea asegurado que "habrá fecha y pregunta, porque es un compromiso democrático" y ha señalado que “el proceso independentista no está a medio camino, sino al final y por lo tanto todos, el Gobierno, el parlamento, las entidades, todos, nos tenemos que poner el sombrero de la hora trascendente en el que las cosas se complican". La ANC siempre dispuesta. El AECAT también lo está…

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado

viernes, 21 de abril de 2017

Urnafobia


Voy a intentar trasmitir otro de los motivos, de los innumerables existentes, sobre lo que le pasa a los Gobiernos de España con Catalunya. No le gustan las urnas. Nunca le han gustado. Padecen urnafobia. Aparte de no estar acostumbrados a respetarlas históricamente, (quien quiera me entenderá) aún le gustan menos si no las ponen ellos, si no son la novia en todas las bodaselectorales. No pueden soportar que una parte de ‘su’ ciudadanía menos afín, las nombre y solicite como acto de normalidad democrática. Y como no pueden ‘controlar’ su resultado, le tienen fobia a ese objeto inanimado. La cosa se agrava al ir acompañada de la catalonofobia.

Les recordaré desde El Comunicado a los que la sufren, que una urna electoral es simplemente un recipiente temporalmente sellado, generalmente en forma de paralelepípedo, aunque a veces es tan solo una bolsa resistente. Esta tiene una ranura estrecha, generalmente situada en la parte superior, que es lo bastante larga como para permitir el paso de una papeleta de voto en unas elecciones. Esta ranura, no obstante, impide que cualquier persona pueda tener acceso a los votos introducidos hasta el cierre del período de votación.

Por lo tanto, la meta de la utilización de una urna es ofrecer un modo de contabilidad de los votos que da confianza por ser a la vez simple, verificable y secreto. Una vez finalizada la jornada electoral se lleva a cabo el recuento o escrutinio y se declara el resultado. Todo ello para dictaminar una ELECCIÓN democráticamente. Nada más. Y nada menos.



 Decía el escritor norteamericano Charles Bukowski, que la diferencia entre una democracia y una dictadura consiste en que en la democracia puedes votar antes de obedecer las órdenes. Bien, pues golpe de valentía para cerrar la semana sobre el procés ante el ataque constante del virus de la urnafobia del Estado español.

 En una concentración de solemne democracia, el Govern de Catalunya se ha comprometido, en un solemne acto en el Pati dels Tarongers del Palau de la Generalitat, a "organizar, convocar y celebrar un referéndum del que se hace responsable colectivamente para que Cataluña pueda ejercer el derecho inalienable a la autodeterminación”.

El acto ha quedado reflejado en un manifiesto que uno a uno han firmado en el Palau de la Generalitat los miembros del Govern, desde su presidente, Carles Puigdemont, hasta el nivel de directores generales. Un texto confuerte carga política, con el que pretenden despejar las dudas ‘externas’ sobre la unidad y determinación en el  compromiso de organizar un referéndum sobre la independencia. Y el compromiso de respetar la decisión tomada en su día por la gran mayoría de ciudadanos de Catalunya.

Manifiesto, que lleva por nombre 'Compromiso del gobierno de Cataluña con el referéndum'. Este subraya que todos y cada uno de los miembros del Govern se hacen responsables de esta tarea y se comprometen a llevarla a cabo y aplicar los resultados que salgan de las urnas. Cerca de doscientas personas, hasta el nivel de directores generales, han firmado en él delante de las cámaras.

El President Puigdemont ha destacado que "hoy el gobierno de Cataluña reafirma solemnemente, frente a amenazas e intentos de limitación de la capacidad de autogobierno, su determinación para preparar, convocar y celebrar el referéndum, querido por la inmensa mayoría de catalanes". Acto de valentía, democracia y compromiso ante la ciudadanía catalana.

Por su parte, Oriol Junqueras ha justificado el "compromiso" de todo el ejecutivo con el referéndum como expresión del "amor por la libertad" que tienen los catalanes. Un llamamiento a las urnas, un referéndum, nunca puede ser visto como un alzamiento nacional en contra de la ley y la justicia. Eso queda relegado justamente a la parte que tiene por costumbre llevarlos a cabo. A la parte que tiene Urnafobia

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado     

viernes, 7 de abril de 2017

Democracia a escondidas

El Diario Oficial de la Generalitat de Catalunya publicaba este miercoles el decreto que establecía que "durant l'absència del president de la Generalitat de Catalunya, des del dia 5 fins al dia 8 d'abril de 2017, i mentre no torni a Catalunya, exercirà la suplència en l'exercici de les seves funcions el vicepresident del Govern, Oriol Junqueras".

Según han confirmado fuentes del Govern, el president de la Generalitat Carles Puigdemont, ha realizado un viajea los Estados Unidos, manteniendo un encuentro de 25 minutos con el expresidente Jimmy Carterpara hablar sobre el procés de Catalunya. Emotivo y serio encuentro en la costa este estadounidense.

Tras regresar el pasado fin de semana de un viaje oficial a Boston, Washington y Nueva York, Puigdemont volvió a coger el avión el pasado miércoles hacia los Estados Unidos y este viernes ha mantenido un encuentro con Carter en Atlanta, donde su organización especializada en promover procesos de paz y de resolución de conflictos, el Carter Center, ofrece la llamada "Annual Executive Briefing and Presidential Reception".

Por miedo a un boicot, algo habitual últimamente, la Generalitat ha tenido que mantener en secreto hasta este viernes el viaje de Puigdemont. De hecho el jueves ya no asistió a la segunda jornada de la sesión plenaria en el Parlament. El president partió hacia los Estados Unidos el miércoles, después de intervenir por la mañana en la sesión de control en el Parlament.


En declaraciones a TV3 desde Atlanta, el president Puigdemont ha puesto de relieve su predisposición a aceptar la figura de un mediador en el pulso que mantiene la Generalitat con el Estado por el proceso soberanista: "Nosotros tenemos la mesa puesta para que se siente el Estado español. Y si hace falta que haya la mediación de otra gente, por nosotros no será que no", ha mantenido.

Como si se tuviera que esconder de los actos democráticos, además de la reunión con Carter, Puigdemont participó tambien en el encuentro anual del Círculo de Embajadores del Centro Carter, que reúne diplomáticos y expertos estadounidenses, así como grandes filántropos.

Carles Puigdemont ha celebrado poder explicar sus argumentos en Atlanta: "Para nosotros es una oportunidad poder venir aquí a compartir la situación, comprobar una vez más el interés que hay por lo que está pasando en Cataluña, con una gente acostumbrada a hablar de estos asuntos en todo el mundo".

Desde un comunicado de la Generalitat, Puigdemont destacó a la salida de la reunión de ayer que los participantes tienen "conocimiento y experiencia en el ámbito de la resolución de los conflictos a través de la mediación y el diálogo".

A lo que se ha llegado. Una sociedad que se autodenomina democrática, como la española, es sorprende que un político de ese Estado tenga que ocultar sus actos como si estuviera en un país con dictadura o fuera a delinquir por expresarse. Esto se asemeja cada día, más y más, al régimen anterior…

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado

viernes, 31 de marzo de 2017

Marzo y el Miedo

           
Se ha sido testigo en los medios afines al unionismo que este mes que ha acabado, Marzo, ha sido un  ‘mes agridulce para el independentismo’. Pero nadie se ha atrevido a decir que España tiene más miedo que nunca. Hay muchas maneras de ver el miedo en las personas y de igual manera como la trasladan a la política. Cuando a uno se le apodera el mismo, una de las reacciones nada cognitivas es atacar sin razón ni escrúpulos para defenderse. Uno no se enerva ante quien o qué, no le intimida. Por eso el gobierno utiliza todos los medios posibles para intentar amedrentar a Catalunya. Cada día que pasa, la posibilidad de que se celebre un referéndum, les asola y les devasta. Ya no saben qué hacer.

Todo esto se corrobora porque si con la guerra sucia a las inhabilitaciones del expresident Artur Mas, a la exvicepresidenta Joana Ortega y a la exconsellera Irene Rigau. Además de los puntos álgidos del juicio del 'caso Palau', incluyendo las confesiones de Fèlix Millet y Jordi y Gemma Montull, solo han conseguido segun la encuesta del CEO, que el 48,5% de los catalanes votarían hoy en contra de la independencia, mientras que el 44,3% lo harían por un estado libre, se antoja poco rédito para tanto esfuerzo estatal. Lo que indica que les ha fallado esa munición pesada.
Por eso el Gobierno ha decidido recurrir los presupuestos de la Generalitat ante el miedo de posibles partidas destinadas a la celebración del referéndum de independencia. Y por eso el Consejo de Ministros ha dado este viernes luz verde a la interposición de la demanda ante el Tribunal Constitucional (TC). El miedo se huele. Ni la prensa territorial catalana sumisa al Gobierno se dislumbra ya suficiente tropa de ataque.

 Ni la presión económica-fiscal citada este mes sobre empresas de Catalunya hace mejorar su ‘marcador’ contra la independencia. En los dos últimos ejercicios, Haciendaha llevado a cabo en Catalunya 600 investigaciones anuales sobre la actividad de profesionales. En el ámbito de la empresa se practicaron 380 inspecciones. El crecimiento del 24% de los ingresos fiscales derivados de la inspección en Catalunya contrasta con el descenso del 5% que se dio en el conjunto de España. Estos datos y la cara dura del gobierno español por alentarlos, hablan por sí solos.


Y se podría estar dando ejemplos sobre este mes del ‘pánico interior’ de los unionistas. Si es que hasta Duran i Lleida el que se creía como se dice hoy en día, ‘el puto amo’, de los unionistas catalanes, no ha podido evitarlo en la presentación de su libro. Nada menos que “preocupación y angustia” han sido las palabras más repetidas en el discurso encubierto de esa presentación. Una intervención por cierto, que no ha hecho mención alguna a la reciente desaparición definitiva del que fue su partido con una deuda que se acerca a los 20 millones de euros y que forzó un concurso de acreedores.

Catalunya no tiene miedo porque tiene mucho que ganar y poco que perder. Justo al contrario de los que intentan trasmitirlo. La seriedad con la que se está desarrollando el ‘procés’ los está dejando sin argumentos…

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado

viernes, 24 de febrero de 2017

Catalanofobia


Semana que ha dado para hablar de los misteriosos y recónditos diálogos entre Rajoy y Puigdemont. El presidente del ejecutivo central ha evitado este miércoles confirmar o desmentir si mantuvo ese encuentro y ha hecho hincapié en que él está dispuesto a hablar con el Gobierno catalán: "Quiero hablar, pero quiero hablar de los problemas reales y no de liquidar España".

Dialogar es cosa mínimo de dos interlocutores, de poder exponer lo que cada uno crea conveniente. Pero si ese dialogo ya empieza sesgado porque uno predispone a no escuchar al otro por no hablar de “realidades”, o incita a direccionar el feedback de la otra parte por ser un “aniquilador”, se le puede llamar cualquier cosa, pero no dialogo. Seguir oyendo decir que si Catalunya se va, eso es liquidar el Reino de España, no es más que continuar con el discurso fácil de la catalanofobia.  Es la excusa de la propia ineptitud más ruin, que puede ir a más ante lo que se está viendo y se verá.

Sobre los contactos del ‘máximo nivel’, en declaraciones en los pasillos del Congreso, tras responder a las preguntas de control, Rajoy ha sido preguntado en un par de ocasiones si esa entrevista se produjo, pero esquivando la cuestión ha afirmado: "La posición, que recoge un medio de comunicación mía, es la de siempre". O sea nada. Establecer estos conatos de diálogos, donde todo está ya está establecido ‘per se’, es como predicar en el desierto. Una pérdida de tiempo.

                                                               

Escuchar decir que “el Gobierno no pone fecha de caducidad a la Operación Diálogo” en boca de Íñigo Méndez de Vigo, el portavoz del Ejecutivo de Mariano Rajoy, ha sido según el PP un mensaje nada en clave al Gobierno de Carles Puigdemont, a la sociedad catalana y a los interlocutores a los que se pretende abrir aún más, tras el tremendo fracaso del encuentro secreto entre los dos mandatarios el pasado 11 de enero. Raro se hace que no acaben en fallida esos ‘diálogos’ si se prevende que España es la víctima en todo esto.

Por eso el portavoz del Gobierno reiteró este viernes varias veces, en público y en privado, que el Ejecutivo de Rajoy no descarta emprender nuevos contactos "discretos" con la Generalitat de Cataluña para seguir hablando de esos ‘problemas reales’ que afectan a los catalanes. Fuentes de La Moncloa precisaron a continuación que no habrá encuentro oficial de Rajoy y Puigdemont hasta que se constate que hay alguna posibilidad de acuerdo. Hablar de discreción es lo mismo que decir que se ira ahogando a Catalunya sibilinamente hasta asfixiarla ¿Pero no decíamos que sin ella España desaparecería? La catalanofobia les es mucho más 'rentable' que la verdad o la democracia…

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado