viernes, 18 de agosto de 2017

Catalunya no tiene miedo



Catalunya ha vuelto a padecer un nuevo golpe devastador contra su ciudadanía. Otra vez con un sangriento acto terrorista. La gente se pregunta por qué de nuevo en Catalunya. El ataque más sangriento en la historia de ETA tuvo lugar en Barcelona y ahora unos descerebrados radicales religiosos musulmanes, con el respaldo del Estado Islámico como sello de oficialidad, han vuelto a atentar en la capital catalana y otras poblaciones.

Catalunya, y particularmente su capital Barcelona, es una ciudad que atesora desde los años 70 una larga tradición de pacificas manifestaciones multitudinarias. Si de algo ha pecado esta ciudad es justamente de haber sido el referente una y otra vez en sus calles, como la portavoz crítica de injusticias sobre otros ciudadanos, fuesen de donde fuesen. Por ejemplo, contra la invasión de Irak del 2003 por parte de Estados Unidos y sus aliados, España y Reino Unido. Donde millones de ciudadanos estaban en contra de esa guerra contra el país musulmán.

Sí, es bien sabido que estos países sajones tienden a buscar ese tipo de salida bélica a los conflictos que les son de interés. Quizás los principales culpables de todo esto junto al Estado español. Pero, ¿es que no se ha sabido trasmitir al mundo que los gobiernos de España son una cosa y los de Catalunya otra? Quizás con mayor motivo se reclama todo lo concerniente al Procés.           

Debería saberse, y consta que es así, que Catalunya es una tierra de solidaridad y tolerancia, tanto con los foráneos nacionales como especialmente con inmigrantes. Ejemplos a pie de calle hay cientos. Que vengan a la memoria reciente, los cierres del CIE (Centro de Internamiento de Extranjeros) en la zona franca, en el fondo por no respetar los derechos humanos, cuando no había ninguna otra necesidad. Muchos de esos ciudadanos, musulmanes. Ayudas de catalanes donde la labor e iniciativa como la de Oscar Camps y su equipo de voluntarios de Proactiva Open Arms, han sido reconocida tanto aquí como internacionalmente en la ayuda a refugiados. La gran mayoría de ellos también de religión musulmana.

Hay respuestas en el aire, pero también hay muchas preguntas el porqué de este atentado aquí. Vale, Barcelona está de moda en el mundo. Los que tenemos vínculos o contactos fuera de estas fronteras lo sabemos. Barcelona o Cambrils o cualquier población catalana vende mucho fuera. Pero los pueblos catalanes son aliados de la razón, la equidad, la paz. Esos sangrientos descerebrados en busca de ‘venganza o justicia”, religiosa o no, se han equivocado de bando.

Lo de la formación del ejecutivo central ya raya la sinrazón. Su visita a Barcelona para hablar de unionismo y lo que ‘la gente quiere de verdad’ es ningunear lo que ha pasado. Por eso ahora lo que más de uno se preguntará con la cabeza más fría, es si el Estado podía haber hecho algo más, si sabía alguna ‘otra cosa directa’ sobre el posible atentado. Es conocida la falta de veracidad del Ministerio de Interior sobre todo lo concerniente a Catalunya. Y más sabiendo que la CIA había advertido que podía ocurrir algo así. Como han dejado claro los ciudadanos durante el minuto de silencio en Plaça Catalunya, No tinc por(no tengo miedo)...

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado

viernes, 11 de agosto de 2017

Referéndum 1-O: Legal y Legítimo

Semana candente. Las que se aproximan lo serán aún más. A pesar de irse concienciando del porqué del procés soberanista, aún hay ciudadanos que no acaban de 'asimilar’ lo de ‘La Ley del Referéndum’. En resumen y ante un choque con el Estado, el Govern aplicará la ley del referéndum para convocar el 1-O aunque el TC la suspenda. Donde la norma prevé, en caso de victoria del 'sí', declarar la independencia dos días después de tener los resultados. Bien, ante todo esta será como el mismo objeto, legal y legítima.

La distinción entre ‘legalidad’ y ‘legitimidad’ es una diferencia esencial en un Estado democrático de Derecho. La legalidad pertenece al orden del derecho positivo y sus normas contienen siempre fuerza de ley (es decir generan obligación jurídica). La legitimidad forma parte del orden de la política (discrecionalidad dentro de la legalidad) y de la ética pública (fundamentación cognitiva de las normas y de las decisiones).
                                   
Mientras que la legalidad genera obligación, la legitimidad genera responsabilidad (política o ética) y reconocimiento. La legalidad tiene una racionalidad normativa acotada y la legitimidad tiene una lógica deliberativa abierta. Cualquier intento de suprimir esta diferencia lesiona gravemente a la democracia y al Estado de Derecho. Sin la diferencia entre legalidad y legitimidad el sistema político se torna fatalmente totalitario. El mantenimiento de esta frontera es una de las tareas más precisas y delicadas de todo sistema político democrático.

                                   
Esto viene a dilación por las palabras con las que el president de la Generalitat emplaza al líder del PPC a un encuentro a partir de la segunda quincena de agosto: "El referéndum será plenamente legal y legítimo". Como estamos apreciando la responsabilidad política del Gobierno central sobre la cuestión catalana es nula. Rayando la ilegalidad en una democracia. Cuando ambas distinciones se tocan en el trascurso del procés, se repelen. La falta de discurso político del ejecutivo no da más que para lo que ofrece sin dilación la Generalitat: que la ciudadanía hable en las urnas el 1-O.

Que una parte proponga y la otra se inhiba hace que el Govern, pueda parecer que incumple sus competencias unilateralmente. Pero si alguien tiene el derecho a desobedecer para que se pueda escuchar su voz, aparte de los represantes políticos, es el pueblo de Catalunya. Los derechos individuales inalienables que no pueden negársele a ningún ciudadano, independientemente del estado en la que viva y sus leyes, son esenciales e irrenunciables como persona. Por eso el 1-O será un referéndum legal y legítimo

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado

viernes, 4 de agosto de 2017

Dificultad es Oportunidad

Días estivales de calor. A pesar de las altas temperaturas de este verano se siguen oyendo en las tertulias de terraza la situación en la que se encuentra Catalunya y el Procés y aún sube más la temperatura. La oportunidad que tienen los catalanes de ser lo quieren ser, no hace mella en las posibles dificultades que se están viviendo, y se vivirán aún más, en Catalunya. Decía el genial cientifico en física Albert Einstein que por su experiencia, “en medio de la dificultad está la oportunidad”.

Para estar en igualdad de condiciones en esas dificultades la CUP exige "más confrontación" con el Estado. Tras la enésima admisión a trámite de forma ipso facta del Tribunal Constitucional del recurso del Gobierno para suspender la reforma del reglamento del Parlament, los interrogatorios de la Guardia Civil a funcionarios y altos cargos del Govern de Puigdemont, la CUP considera que habría que "comenzar a entrar en una lógica de más confrontación con las instituciones del Estado".                            

Según el diputado ‘cupaire’ Benet Salellas "no tienen ningún tipo de justificación para continuar haciendo lo que hacen", en una entrevista en Europa Press. En referencia a la investigación circunscrita en la causa contra el exsenador de ERC Santi Vidal, del Juzgado número 13 de Barcelona. Añadiendo que "están experimentando con los límites del Estado de derecho. O bien hay un juez que está ordenando investigar a un Ejecutivo por sus decisiones políticas, pero no lo quiere confesar públicamente, que sería extremadamente grave; o bien la Guardia Civil está actuando sin el mandato del juzgado para investigar las decisiones políticas de un Govern, que todavía sería más grave”.

Se espera un post Agosto aún más caliente. Tener esta oportunidad significa gestionar las dificultades de forma atemperada como hasta ahora ha hecho el Govern. El 1-O está casi listo. Se verá según esté el horno, si hay que poner ‘más calor’, para subir el suflé...

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado

viernes, 28 de julio de 2017

Estilo Gánster


Lo evidenciado esta semana en la represión de España contra Catalunya con el 1-O como excusa, se va aproximando cada día más a los que muchos siempre han tildado como la continuación de la dictadura preconstitucional encubierta que nunca se fue. Actuaciones más propias de ese régimen o de gánsteres cualquieras. Ahora según lo visto, el estilo es el mismo. Similudes de esas practicas no son difíciles de encontrar, al contrario cada día aparecen nuevas.

Un gánster (del inglés, gangster), gangster o gángster es un ‘criminal’ de carrera, público u oculto, que en cierto momento se convierte casi invariablemente en miembro de una ‘organización criminal’ violenta y persistente, lo que en inglés se conoce como ‘gang’ (pandilla). Los gánsteres a menudo llevan sus actividades como un negocio en la medida en que ofrecen un producto o servicio, no obstante ilegal, o en ocasiones emplean negocios reales legítimos como tapadera de una actividad criminal. En este caso los hay en cualquier ámbito profesional de la sociedad, incluso en política ejerciendo el poder legislativo. El estilo gánster les facilita las cosas enormemente al no necesitar dar explicaciones como sería en el caso contrario.
                                                             

Algunos gánsteres, a veces llamados matones, incluso dentro del cuerpo policial, están especializados en la extorsión, la intimidación, y/o el soborno para mantener cierta influencia sobre los sindicatos de trabajadores o actuar desde las sombras (alcantarillas) para beneficio propio. También se ha conocido que han intentado manipular las decisiones de instituciones civiles, como procesos legales o elecciones políticas. O han torpedeado o vedado las mismas si repercutía o amenazaba sus intereses.

Y aquí se ha sido testigo en menos de una semana de la nula responsabilidad política antes casos de corrupción policial por parte de un ministro contra gobernantes catalanes. La irrupción de la Guardia Civil en el Parlament de Catalunya, con la excusa del ‘caso 3%’. Requerimientos por parte de Hacienda, donde se insta a controlar los ‘gastos’ semanales de representantes elegidos en las urnas. Un gobierno judicializando la justicia y recurriendo una vez más ante el Constitucional, ahora la reforma para la ‘ruptura exprés’. Un presidente de Gobierno de un Estado amenazando a la democracia con frases como "no habrá ningún referéndum el 1-O". Etc. Etc. Que cada uno busque las simlitudes.

Catalunya hace tiempo que ha dejado de intimidarse por según que prácticas. Ya nadie se extraña cuando cada vez se oyen más voces aquí y fuera de España, aseverando que esto se asemeja mucho al estilo gánster comentado…

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado     

viernes, 21 de julio de 2017

El Estado español se hunde

Semana de acupuntura al Estado. Se han tocado puntos vitales para hacer replantear a cualquier democracia de su salud, excepto a la española. Con el documental Las cloacas de Interior, sobre el uso partidista del Ministerio del Interior durante el mandato de Jorge Fernández Díaz para perjudicar e incriminar a los independentistas catalanes, ha quedado aún más claro que el Estado español se hunde.

Un país que se autoproclama democrático y libre no ha permitido que sus medios de difusión, a excepción de los pocos cines de estreno del mes pasado, a pesar de las buenas críticas y a la carga de profundidad que supone este trabajo, que sólo TV3 y Euskal Irrati Telebista (EITB), la televisión vasca, hayan apostado por emitir este documental. Ninguna cadena de televisión de ámbito nacional ha querido emitir este trabajo. Represalias mediante. Ningún político ha dimito y no han habido sobresaltos en la cúpula del ejecutivo. Como algo natural y cotidiano ha sido el post-emisión de TV. Silencio sibilino desde el gobierno. Prácticas propias de una dictadura, realizadas desde Interior, donde algo así solo puede pasar aquí.
   

Ya nadie se extraña que el 80% de los catalanes deseen ese referéndum. Nadie se quiere hundir en un Estado que parece que hasta le interesa que haya una secesión de Catalunya para refundarse. No le va a servir de nada, al contrario le perjudicará, que el Gobierno controle los gastos de la Generalitat para impedir la consulta. El ejecutivo central se está metiendo en un barrizal del que le va a costar salir.

La ciudadanía catalana del ‘sí’ sigue creciendo, gracias a esa acupuntura. Según el Cente d'Estudis d'Opinió (CEO), de cara al 1-O dos de cada tres catalanes el (67,5%) manifiestan su intención de participar en el referéndum unilateral. De este porcentaje, el 39% votarían 'sí' a la independencia y el 23,4% votaría 'no'. Con estos datos, y desechando al 18% que se declara abstencionista y al 14% no aclara qué hará el 1-O, el CEO estima que el 'sí' se impondría con un 62,4% de los votos, mientras que el 'no' se quedaría en el 37,6%. Enhorabuena Estado español, por hacer que cada vez más gente busque un salvavidas en forma de referéndum para no hundirse

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado

viernes, 14 de julio de 2017

Manipulación

Una semana más. Llega la hora de lanzar al aire avalanchas de mentiras manipuladoras por el Estado según se acerca el 1-O. Desde Madrid se van a ir desbocando los medios afines al gobierno (no se sabe si queda alguno ya que no lo sea) sobre el Procés. DecíaEdward L. Bernays, sobrino de Sigmund Freud y uno de pioneros en el estudio de la psicología de masas, escribió en su libro Propaganda (1.928), “La manipulación deliberada e inteligente de los hábitos estructurados y de las opiniones de las masas es un elemento importantes en las sociedades democráticas. Aquellos que manipulan este oculto mecanismo de la sociedad constituyen un gobierno invisible que es el verdadero poder dirigente de nuestro país. Somos gobernados, nuestras mentes están amoldadas, nuestros gustos formados, nuestras ideas sugeridas, en gran medida por hombres de los que nunca hemos oído hablar”.

Mentira piadosa es la que puede procesar el Govern catalánen estos momentos. Como políticos gestionan con más o menos seducción la afirmación falsa proferida con intención benevolente. Puede tener como objetivo el tratar de hacer más digerible una verdad tratando de causar el menor daño posible. Suele ser utilizada simplemente para evitar fricciones innecesarias, secuelas o actitudes que pueden ser desagradables para alguien. En política, la mentira noble es asociada con la falsedad de los gobernantes destinada a preservar la armonía social. Platón ya se refería a este tipo de mentira en La República.
 
Lo que lleva a cabo el Gobierno central es algo muy distinto. Es manipulación. Pura y dura. Partiendo de información o datos verídicos realizan un análisis incorrecto, o interpretan incorrectamente los resultados de un análisis que es peor. Todo ello  para que parezca que esa información nos permiten concluir algo cuando, en realidad, los datos no apoyan dicha conclusión. Tener conocimientos básicos de estadística y probabilidades a menudo ayuda a detectar los intentos de manipulación –aunque dicha detección sólo es posible si tenemos suficiente información sobre el tipo de datos de partida y el análisis que se ha hecho- Pero cuando se trata de ‘vomitar’ información manipulada, a la que la mayoría de medios de comunicación secundan con esmero, solo queda la perplejidad y sentir vergüenza ajena.
 

 Esto viene a dilación por la enésima vez que diarios como el País (quien los ha visto y quién los ve), durante años camuflado de izquierdas -por el Sr. Juan Luís Cebrián su director y ahora consejero delegado, a la cabeza- se han postulado como mensajeros de  la mentira y manipulación del Gobierno. Editoriales como: “Hay miedo en Cataluña. Pero no un miedo general ciudadano, aunque a medida que se radicaliza el procés soberanista crece la inquietud por su deriva autoritaria y desestabilizadora. El miedo anida en la cúpula secesionista”. No se lo creen ni en el propio diario. No, aquí no hay miedo por la remodelación del Govern de Carles Puigdemont. Al contrario. Ni se está radicalizando, ni hay fractura en la cúpula, ni hay el tan manido ‘desafío’ independentista. Mienten y saben que mienten. Solo un democrático referéndum a la vuelta de la esquina…

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado

viernes, 7 de julio de 2017

Ada Colau será Juzgada

Es la hora Ada Colau. Su oportunidad y la de los que la rodean. Es la hora dels Comuns. El momento en que la Historia posiciona a cada uno y juzga posteriormente. El momento de demostrar este sábado que se pueden tener dudas, aunque no se debiera, sobre un SÍ o un NO. Pero sobre votar en referéndum es algo del que no se debería titubear ni mucho menos recelar políticamente. Hay que alentar la participación de la ciudadanía. Cada líder o responsable político tiene ese deber, está en su cargo como tal. El plebiscito del 1–O es Democracia en estado puro. Lo saben hasta en Madrid, aunque lo intenten vender al revés. Muy al reves.

Para Colau en su ‘Programa En Comú’, se ponía de relevancia la inteligencia colectiva; a través de un excepcional proceso participativo que hizo posible que miles de personas hayan tomado parte en la creación de las propuestas, su discusión y priorización. Por eso ahora los Comuns no pueden dejar tirado a una gran parte de su electorado que desea tener la posibilidad de participar en un referéndum histórico, en un acto que les afecta también a ellos. Eso de rebote incide en su propio beneficio de partido y se lo van a agradecer posteriormente. La Historia suele juzgar moralmente de una manera o de otra, tarde o temprano, a aquel que fue valiente o al que la cobardía hizo no posicionarse en momentos históricos claves para su pueblo.

 Las palabras de Pablo Iglesias en Cádiz, "no hay que criminalizar esa movilización política, pero yo, si fuera catalán, no participaría en ese referéndum", no hacen más que corroborar que a todo aquel que no vive los acontecimientos de Catalunya in situ, no es conocedor de esto a lo que se llama el Procés. ¿Cómo se puede aconsejar NO VOTAR? O este político intenta boicotear el 1-O, o él, la alcaldesa de Barcelona y el Coordinador General de Catalunya en Comú, Xavier Domènech se han vuelto Anarquistas con un golpe de calor.

Hasta hacen valido, aunque sea por una vez como excepción, al Secretario general de Podemos-Cataluña,Catalunya Sí que es Pot, Albano Dante Fachín, que ha señalado que el éxito del 1-O podría abrir un nuevo escenario que pasaría por obligar al PP a sentarse a la mesa, argumentando que “Catalunya siempre ha sido pionera en los cambios del Estado. Cuando Catalunya avanza, avanza toda España”. También los fuertes vientos del norte de Catalunya como la Tramontana, dicen tiene la facultad de hacer cambiar el estado de ánimo por momentos. Que Dante abogue ahora por el 1-O debe ser significativo de su pasado por tierras de Girona.

Un referéndum es algo muy legítimo. Así es conveniente que la Sra. Colau crea en su Catalunya, como confió en su plataforma antidesahucio, por creerla tan democráticamente legítima cuando era activista social de pro. Votar es la máxima expresión de la democracia y su partido Barcelona en Comú, siempre hace referencia a ella siempre que puede entre sus electores. Aunque Catalunya no sea de las que persiguen el desquite o la represalia como tal, la Historia juzgará ese ‘presumible’ talante de libertad y tolerancia, aunque solo sea por ir contra la autocracia de este Estado.

Hay mucha responsabilidad en las acciones de la clase política catalana actual. Otro gesto por mucha razón de peso que tenga, que no sea el del pluralismo, siempre estará en otro escalón en el juicio de la Historia. Lo que preste este sábado, lo será para los siguientes mientras Catalunya perdure…

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado     

viernes, 26 de mayo de 2017

La Normalización (Urnas, Estelades...)

Es curioso que algunas cosas que se dan por normales, lógicas y naturales sean vistas por otros como algo tendencioso, ilegal y anti-todo. Esta semana se aprecia en España un poco de ese efecto normalizador, aunque sea pasajero o simplemente retorico. Por un lado oímos decir a Pablo Iglesias líder de Podemos, que respalda la celebración de la consulta unilateral sobre la independencia de Catalunya en septiembre u octubre próximos, aunque no le otorga carácter vinculante por no haber sido acordada con el Estado. Si bien el dirigente morado definió el referéndum unilateral como una “movilización legítima”, en línea con la dirección catalana de Podemos, que llama a participar. Iglesias avisa al PSOE de que exigirá el referéndum para un posible pacto. La normalización, si mañana no cambian de parecer, sobre la demanda de la casi totalidad de los catalanes y la causa soberanista, es posible.

A esta cita coordinada por la Delegación del Gobierno de Madrid asistieron representantes de la Federación Española de Fútbol –organizadora del partido–, de la Casa Real, de los clubes, de la Policía Nacional, la Local, Samur, Bomberos y Cruz Roja. Y sorpresa normalizadora, en la reunión no se habló de esteladas en ningún momento. Por lo que este año no han sido motivo de debate, a diferencia del anterior, se entiende que “no hay problema”, según fuentes de la federación, “y quien llegue al estadio con esta enseña no autorizada se expone al criterio del control a la entrada, pero no hay determinación oficial respecto a su uso”. Hay que recordar que la prohibición provocó  la indignación del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que anunció que no acudiría a la final mientras se mantuviera el veto. Y que el Barça, que fue multado por la UEFA por la exhibición de estelades, mostró también el “desacuerdo más absoluto, por considerar que era un atentado a la libertad de expresión”.

Tubo que ser el juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 11 de Madrid quien decidió que los aficionados pudiesen llevar la estelada en contra del criterio de la Policía y de la Fiscalía, que defendía la medida ordenada al no apreciar la existencia de un “perjuicio irreparable” si se mantenía la prohibición. Dentro de un acto de normalización democrática el juez estimó en un auto que podían ser, “portadas y exhibidas al considerar que no incitan a la violencia y su exhibición está amparada por la libertad ideológica, por lo que prohibirlas acarrearía un daño irreparable, al impedir expresar de forma pacífica una ideología política”. No se le pueden poner puertas al campo. Cuesta que la catalanofobia permita iluminar a todos a la misma velocidad e intensidad. Pero cuando el goteo de normalización cae por su propio peso, da más razón a los que opinan que es una oportunidad histórica para solucionar el 'conflicto catalan' de una vez por todas.

Por otro lado tenemos la final de Copa donde participa el Barcelona como finalista. En las últimas finales de Copa donde ha participado el Barça, además de la sonora pitada al himno español suele sumarse la manifestación identitaria de la estelada. En 2016, hace ahora un año, la Delegación del Gobierno en Madrid decidió impedir la exhibición de banderas esteladas en la final de la Copa del Rey entre el Barça y el Sevilla en el Calderón, idéntico escenario de este sábado, donde ahora solo cambia el rival, el Alavés. Pero después de la campañas de guerra sucia en todos los ambitos contra esa manifestación democrática, en las diferentes jornadas futboleras en que se hacía uso de las mismas, (al contrario de las banderas preconstitucionales que se ondean día sí, día también, sin ninguna cortapisa), parece que también habrá luz para iluminar a los intransigentes. Este año las esteladasno ha sido motivo de debate entre las instituciones gubernamentales y deportivas reunidas para abordar los detalles de la gran cita del fútbol copero, el último duelo de la Copa del Rey, en el Vicente Calderón. A diferencia de 2016, cuando en el encuentro para abordar la seguridad de la final los representantes del Barcelona se ausentaron, esta vez todo discurrió con normalidad.

viernes, 19 de mayo de 2017

Negociar en igualdad


Madrid vive en su mundo ideal. Semana tras semana intenta querer, pero no puede. Su estructura y la visión de ver las cosas no dá para más. Es como una realidad aumentada que no ayuda a nada. Lo de invitar al president de la Generalitat, Carles Puigdemont, a debatir y dialogar su propuesta de referéndum sobre la independencia en las Cortes Generales, en concreto en el Congreso, por ser el lugar "adecuado" para debatir ese tipo de asuntos por parte del gobierno, es seguir enrocados en no querer entender las cosas tal como son.

Que la vicepresidenta primera Sáenz de Santamaría considere que esas explicaciones debe darlas el president en las Cortes para que haya un diálogo y debate acerca del mismo, por ser éste "el cauce democrático", sería como predicar en el desierto. Ese cauce es de todo menos democrático (dime donde insistes que quieres que vaya, para saber justamente donde no me conviene), como bien postulaban los Hermanos Marx. Según la vicepresidenta, ya hay "precedentes" de un debate de este tipo en el Congreso, en alusión al que en el 2005 llevó a la Cámara el entonces lehendakari, Juan José Ibarretxe.

Puigdemont i Junqueras que algo saben de las propuestas del ejecutivo, antes de un acto en el Palacio de Congresos de Barcelona, han considerado quecon estas palabras el Gobierno "reconoce la posibilidad de un referéndum de autodeterminación en Cataluña". En este sentido, Puigdemont ha considerado que existe "un cambio de tono y terminología" en las palabras de la vicepresidenta al invitar a la Generalitat a acudir al Congreso de los Diputados, aunque el Gobierno no esté abierto a negociar el referéndum. Algo es algo.

En una breve comparecencia sin preguntas, el President ha indicado no obstante que, tal como ya estaba previsto, elGovern trasladará una propuesta al Ejecutivo de Mariano Rajoy para "hacer efectivo el referéndum de autodeterminación acordado". Por eso el Govern "está dispuesto a negociar las condiciones del referéndum con el Gobierno español y, en caso de acuerdo entre los dos gobiernos, ambos someterlo a los respectivos parlamentos, al Congreso de los Diputados y al Parlamento de Cataluña". Hay que negociar en igualdad de condiciones.

                  



 Lo de la preocupación del Gobierno ante la posibilidad de que haya falta de rigor o tergiversación de la Historia en loslibros de textode Primaria en Catalunya, ante la denuncia del sindicato catalán de profesores Acció per a la Millora de l’Ensenyament Secundari (AMES), que advierte de “planteamientos ideológicos partidistas y tendenciosos”, es una sarta de despropósitos. Además, no merece más comentario que el expuesto anteriormente, si hay preocupación desde Madrid, es que la línea editorial de esos libros de texto es la correcta. Libros de texto con directrices ideológicas, con los que durante cuarenta años se educó en España, y que muchos añoran profundamente…

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado

viernes, 12 de mayo de 2017

Esto va en serio

El primer encuentro entre el presidente del Gobierno Mariano Rajoy, y el de la Generalitat Carles Puigdemont, desde la ‘inicialmente secreta’ primera reunión en La Moncloa el pasado 11 de enero, en que han compartido mesa y mantel en el Salón del Automóvil de Barcelona, está permitiendo ver la inquietud del ejecutivo de Madrid sobre el procés.

La frase de Rajoy, "debemos evitar toda tentación de desconexión y aislamiento", puede ser interpretada como la preocupación de España por encontrase de golpe sin su Catalunya de apoyo.  Según fuentes de la Moncloa y de Presidència de la Generalitat, se ha hablado mucho de fútbol y nada del procés. Pero con esa frase perturbadora y el añadido  que estar “conectados abre nuevas posibilidades”, se percibe otra cosa. Ven que en Catalunya esto va en serio.

 
Más exaltados e intranquilos van a estar cuando la alcaldesa Manuela de Madre y el Ayuntamiento de Madrid, acojan el próximo 22 de mayo, en la sala Caja de Música del espacio CentroCentro, ubicado en su sede del Palacio de Cibeles, una conferencia a favor del referéndum en Catalunya. El acto estará protagonizado por el President de la Generalitat, Carles Puigdemont, el Vicepresident, Oriol Junqueras, y el conseller de Asuntos Exteriores, Raül Romeva.

La conferencia se celebrará como el postrero esfuerzo por parte del Govern lanzando una última oferta al Ejecutivo de Rajoy para lograr un referéndum acordado. Este encuentro en Madrid se posiciona como el claro anuncio que Puigdemont quiere trasmitir impulsando el referéndum para finales de septiembre. Con el mismo, se deja más claro si cabe, que no hay vuelta atrás por parte del Govern. 

Desde la Generalitat se intentará alcanzar una vía pactada antes de fijar la fecha y la pregunta de la consulta, que se va a celebrar este año. Aunque se está dispuesto a dilatar la convocatoria si el Ejecutivo central abre la puerta a negociar. La conocida respuesta hasta ahora de Mariano Rajoy a negarse a esa posibilidad, bajo el argumento de que la soberanía nacional recae sobre todos los españoles, es una incongruencia. Es como si en un divorcio los dos tuvieran que estar de acuerdo para poder llevarlo a cabo...

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado     

viernes, 5 de mayo de 2017

Amenazas de Dictadura

Decía el expresidente del Gobierno español Adolfo Suarez sobre los cambios que se esperaban tras el paso de 40 años de dictadura que “el futuro no está escrito, porque sólo el pueblo puede escribirlo votando”.

Curioso que ese político español deba dar ejemplo al portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo y a todo el elenco político nacional del PP y asociados. Si bien ese presidente pudo hacer más de lo que hizo en aquellos tiempos, deja en ridículo a los que ahora se consideran demócratas por el bien de España. Votar nunca puede ser un problema. Salvo para España. Evidente urnafobia.

Este viernes hemos sido testigos por boca de Méndez de Vigo de la intervención de la Fiscalía si se materializa el "anuncio del anuncio" por parte de la Generalitat catalana que pronto lanzará la licitación para adquirir urnas destinadas al referéndum soberanista. El ministro ha respondido en estos términos al ser preguntado, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, sobre el anuncio de la Generalitat catalana que prepara la compra de unas 8.000 urnas para el referéndum.
La vuelta al ruedo con amenazas de injerencias de la fiscalía solo se explica si se habla de una dictadura. Frases como "lo que hemos visto es un anuncio de un anuncio y si esto se traduce en hechos, sin duda, la Fiscalía intervendrá". Haciendo hincapié en que, “en un reciente acto, el Tribunal Constitucional advirtió que cualquier referéndum soberanista es ilegal y que esta ilegalidad vinculaba dirigentes políticos, funcionarios y empresas”. Los próximos seremos los Periodistas por dar nuestra opinión. ¿No suena a dictadura encubierta subrayar a partes no políticas de la ciudadanía de esa manera?
                                      
 

Argumentan sin pudor que "los que están en esta deriva, sin duda porque están en manos de los radicales y los antisistema de la CUP, deben pensar seriamente no dar más pasos adelante. Las cosas están meridianamente claras". Enfatizar que el Tribunal Constitucionalya advirtió en febrero en un auto de que actuará no solo en contra de cualquier paso de la Generalitat encaminado a celebrar el referéndum, sino también en contra de cualquiera, como las empresas, que colaboren para alcanzar ese fin, ¿no es represión digna de la dictadura española que se mencionaba al principio?

La regresión en España es cada día más evidente. Va hacia atrás de forma caótica. Sobrevive gracias a que los partidos dominantes están en el poder a costa de pactar a sus intereses. De pagar el dinero que no es suyo, como acaba de hacer el PP con el PNV para el apoyo de sus presupuestos. Utilizar el dinero del contribuyente para renegociar el cupo vasco cediendo en todo lo que han pedido, con o sin razón, también debería ser motivo de revisión por parte de la fiscalía y hasta del TC. Tiene tintes de ilegalidad y por supuesto sobrepasa la moralidad en exceso de los que se les llena la boca de ‘legalidad’.

Curiosamente fuentes de la  Presidència de la Generalitat aseguraron que quien puede acabar cometiendo una ilegalidad es el Estado, ya que promover un concurso para comprar urnas es una acción "absolutamente legal". En este sentido, en el Govern recuerdan que el procedimiento anunciado (el de un acuerdo marco que actúa como preselección de empresas) es habitual en el día a día de la Generalitat para agilizar determinadas compras.

Amenazas tras amenazas,el procés continua. Y llegado el caso, tal como trasmite Lluís Llach, "si envían los tanques a las calles, los esperaremos con tazas de café con leche y se las ofreceremos, pero lo que no pasará es que dejemos que aniquilen todo el proceso independentista simplemente debido a la intimidación de pretenden hacer". Como clamaba Jacques Rousseau: “El derecho de voto es un derecho que nada ni nadie puede quitar a los ciudadanos”…

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la ComunicacióEl Comunicado     

sábado, 29 de abril de 2017

AECAT Ready

No es una asamblea cosa de políticos, no es cosa del Govern ni de la administración de la Generalitat o de cualquiera de sus departamentos. Es cosa de unos cuantos ciudadanos organizados democráticamente, aunque tengan sus afinidades políticas -por si el TC decidiera también suspenderla- Los más de 3.000 socios con derecho a voto de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) han decidido este sábado apoyar por unanimidad una eventual declaración unilateral de independencia en caso de que el Estado no permita celebrar el referéndum en Catalunya.

El peso de la ANC es evidente en el procés. Con anterioridad, la ANC había aprobado otras declaraciones con objetivos directos sobre la autodeterminación de Catalunya que siempre se han cumplido. La hoja de ruta de la ANC para este año, aprobada sin ningún tipo de enmiendas, contempla tres escenarios respecto al proceso de independencia de Cataluña. En el primero, se celebraría el referéndum; en el segundo se prevé una "injerencia" del Gobierno español en las instituciones catalanas antes del referéndum, y un tercero donde esta injerencia se daría a posteriori.

En el caso de que se produjeran el segundo o el tercer escenario, la ANC activaría la llamada Assemblea d'Electes de Catalunya (AECAT) un órgano formado por diputados, alcaldes y concejales por la autodeterminación. La activación de este organismo se daría si un miembro del Govern es inhabilitado y sería este ente el encargado de proclamar la independencia y asumir "la máxima representación legítima, soberana e institucional de Catalunya", según fija su hoja de ruta. Asamblea que como dicen los anglófonos del establishment, está ready (preparada) para actuar.

     

Jordi Sànchez, presidente de la ANC ha celebrado una asamblea que ha asegurado que es "un acto de unidad". Recordando que en la defensa por la celebración del referéndum no dudan ni el Gobierno catalán ni los diputados independentistas, ha afirmado que "ahora toca coger la calle de en medio que nos lleva a un cruce, el del sí o el no. Nosotros decimos bien claro que sí". Dejando claro que "votaremos, desde luego que votaremos". Y que "la declaración de independencia se hará como consecuencia del referéndum".

El presidente de la entidad también ha llamado a apoyar a los miembros de la Mesa del Parlament cuando vayan a declarar ante el TSJC en las próximas semanas. Sànchez ha pedido una "movilización permanente y "si hay que ir a dormir a las puertas del Parlament para que puedan legislar y convocar nuestro referéndum, ahí estaremos, en el parque de la Ciutadella".

El president de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha clausurado la asamblea asegurado que "habrá fecha y pregunta, porque es un compromiso democrático" y ha señalado que “el proceso independentista no está a medio camino, sino al final y por lo tanto todos, el Gobierno, el parlamento, las entidades, todos, nos tenemos que poner el sombrero de la hora trascendente en el que las cosas se complican". La ANC siempre dispuesta. El AECAT también lo está…

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado

viernes, 21 de abril de 2017

Urnafobia


Voy a intentar trasmitir otro de los motivos, de los innumerables existentes, sobre lo que le pasa a los Gobiernos de España con Catalunya. No le gustan las urnas. Nunca le han gustado. Padecen urnafobia. Aparte de no estar acostumbrados a respetarlas históricamente, (quien quiera me entenderá) aún le gustan menos si no las ponen ellos, si no son la novia en todas las bodaselectorales. No pueden soportar que una parte de ‘su’ ciudadanía menos afín, las nombre y solicite como acto de normalidad democrática. Y como no pueden ‘controlar’ su resultado, le tienen fobia a ese objeto inanimado. La cosa se agrava al ir acompañada de la catalonofobia.

Les recordaré desde El Comunicado a los que la sufren, que una urna electoral es simplemente un recipiente temporalmente sellado, generalmente en forma de paralelepípedo, aunque a veces es tan solo una bolsa resistente. Esta tiene una ranura estrecha, generalmente situada en la parte superior, que es lo bastante larga como para permitir el paso de una papeleta de voto en unas elecciones. Esta ranura, no obstante, impide que cualquier persona pueda tener acceso a los votos introducidos hasta el cierre del período de votación.

Por lo tanto, la meta de la utilización de una urna es ofrecer un modo de contabilidad de los votos que da confianza por ser a la vez simple, verificable y secreto. Una vez finalizada la jornada electoral se lleva a cabo el recuento o escrutinio y se declara el resultado. Todo ello para dictaminar una ELECCIÓN democráticamente. Nada más. Y nada menos.



 Decía el escritor norteamericano Charles Bukowski, que la diferencia entre una democracia y una dictadura consiste en que en la democracia puedes votar antes de obedecer las órdenes. Bien, pues golpe de valentía para cerrar la semana sobre el procés ante el ataque constante del virus de la urnafobia del Estado español.

 En una concentración de solemne democracia, el Govern de Catalunya se ha comprometido, en un solemne acto en el Pati dels Tarongers del Palau de la Generalitat, a "organizar, convocar y celebrar un referéndum del que se hace responsable colectivamente para que Cataluña pueda ejercer el derecho inalienable a la autodeterminación”.

El acto ha quedado reflejado en un manifiesto que uno a uno han firmado en el Palau de la Generalitat los miembros del Govern, desde su presidente, Carles Puigdemont, hasta el nivel de directores generales. Un texto confuerte carga política, con el que pretenden despejar las dudas ‘externas’ sobre la unidad y determinación en el  compromiso de organizar un referéndum sobre la independencia. Y el compromiso de respetar la decisión tomada en su día por la gran mayoría de ciudadanos de Catalunya.

Manifiesto, que lleva por nombre 'Compromiso del gobierno de Cataluña con el referéndum'. Este subraya que todos y cada uno de los miembros del Govern se hacen responsables de esta tarea y se comprometen a llevarla a cabo y aplicar los resultados que salgan de las urnas. Cerca de doscientas personas, hasta el nivel de directores generales, han firmado en él delante de las cámaras.

El President Puigdemont ha destacado que "hoy el gobierno de Cataluña reafirma solemnemente, frente a amenazas e intentos de limitación de la capacidad de autogobierno, su determinación para preparar, convocar y celebrar el referéndum, querido por la inmensa mayoría de catalanes". Acto de valentía, democracia y compromiso ante la ciudadanía catalana.

Por su parte, Oriol Junqueras ha justificado el "compromiso" de todo el ejecutivo con el referéndum como expresión del "amor por la libertad" que tienen los catalanes. Un llamamiento a las urnas, un referéndum, nunca puede ser visto como un alzamiento nacional en contra de la ley y la justicia. Eso queda relegado justamente a la parte que tiene por costumbre llevarlos a cabo. A la parte que tiene Urnafobia

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado     

viernes, 7 de abril de 2017

Democracia a escondidas

El Diario Oficial de la Generalitat de Catalunya publicaba este miercoles el decreto que establecía que "durant l'absència del president de la Generalitat de Catalunya, des del dia 5 fins al dia 8 d'abril de 2017, i mentre no torni a Catalunya, exercirà la suplència en l'exercici de les seves funcions el vicepresident del Govern, Oriol Junqueras".

Según han confirmado fuentes del Govern, el president de la Generalitat Carles Puigdemont, ha realizado un viajea los Estados Unidos, manteniendo un encuentro de 25 minutos con el expresidente Jimmy Carterpara hablar sobre el procés de Catalunya. Emotivo y serio encuentro en la costa este estadounidense.

Tras regresar el pasado fin de semana de un viaje oficial a Boston, Washington y Nueva York, Puigdemont volvió a coger el avión el pasado miércoles hacia los Estados Unidos y este viernes ha mantenido un encuentro con Carter en Atlanta, donde su organización especializada en promover procesos de paz y de resolución de conflictos, el Carter Center, ofrece la llamada "Annual Executive Briefing and Presidential Reception".

Por miedo a un boicot, algo habitual últimamente, la Generalitat ha tenido que mantener en secreto hasta este viernes el viaje de Puigdemont. De hecho el jueves ya no asistió a la segunda jornada de la sesión plenaria en el Parlament. El president partió hacia los Estados Unidos el miércoles, después de intervenir por la mañana en la sesión de control en el Parlament.


En declaraciones a TV3 desde Atlanta, el president Puigdemont ha puesto de relieve su predisposición a aceptar la figura de un mediador en el pulso que mantiene la Generalitat con el Estado por el proceso soberanista: "Nosotros tenemos la mesa puesta para que se siente el Estado español. Y si hace falta que haya la mediación de otra gente, por nosotros no será que no", ha mantenido.

Como si se tuviera que esconder de los actos democráticos, además de la reunión con Carter, Puigdemont participó tambien en el encuentro anual del Círculo de Embajadores del Centro Carter, que reúne diplomáticos y expertos estadounidenses, así como grandes filántropos.

Carles Puigdemont ha celebrado poder explicar sus argumentos en Atlanta: "Para nosotros es una oportunidad poder venir aquí a compartir la situación, comprobar una vez más el interés que hay por lo que está pasando en Cataluña, con una gente acostumbrada a hablar de estos asuntos en todo el mundo".

Desde un comunicado de la Generalitat, Puigdemont destacó a la salida de la reunión de ayer que los participantes tienen "conocimiento y experiencia en el ámbito de la resolución de los conflictos a través de la mediación y el diálogo".

A lo que se ha llegado. Una sociedad que se autodenomina democrática, como la española, es sorprende que un político de ese Estado tenga que ocultar sus actos como si estuviera en un país con dictadura o fuera a delinquir por expresarse. Esto se asemeja cada día, más y más, al régimen anterior…

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado

viernes, 31 de marzo de 2017

Marzo y el Miedo

           
Se ha sido testigo en los medios afines al unionismo que este mes que ha acabado, Marzo, ha sido un  ‘mes agridulce para el independentismo’. Pero nadie se ha atrevido a decir que España tiene más miedo que nunca. Hay muchas maneras de ver el miedo en las personas y de igual manera como la trasladan a la política. Cuando a uno se le apodera el mismo, una de las reacciones nada cognitivas es atacar sin razón ni escrúpulos para defenderse. Uno no se enerva ante quien o qué, no le intimida. Por eso el gobierno utiliza todos los medios posibles para intentar amedrentar a Catalunya. Cada día que pasa, la posibilidad de que se celebre un referéndum, les asola y les devasta. Ya no saben qué hacer.

Todo esto se corrobora porque si con la guerra sucia a las inhabilitaciones del expresident Artur Mas, a la exvicepresidenta Joana Ortega y a la exconsellera Irene Rigau. Además de los puntos álgidos del juicio del 'caso Palau', incluyendo las confesiones de Fèlix Millet y Jordi y Gemma Montull, solo han conseguido segun la encuesta del CEO, que el 48,5% de los catalanes votarían hoy en contra de la independencia, mientras que el 44,3% lo harían por un estado libre, se antoja poco rédito para tanto esfuerzo estatal. Lo que indica que les ha fallado esa munición pesada.
Por eso el Gobierno ha decidido recurrir los presupuestos de la Generalitat ante el miedo de posibles partidas destinadas a la celebración del referéndum de independencia. Y por eso el Consejo de Ministros ha dado este viernes luz verde a la interposición de la demanda ante el Tribunal Constitucional (TC). El miedo se huele. Ni la prensa territorial catalana sumisa al Gobierno se dislumbra ya suficiente tropa de ataque.

 Ni la presión económica-fiscal citada este mes sobre empresas de Catalunya hace mejorar su ‘marcador’ contra la independencia. En los dos últimos ejercicios, Haciendaha llevado a cabo en Catalunya 600 investigaciones anuales sobre la actividad de profesionales. En el ámbito de la empresa se practicaron 380 inspecciones. El crecimiento del 24% de los ingresos fiscales derivados de la inspección en Catalunya contrasta con el descenso del 5% que se dio en el conjunto de España. Estos datos y la cara dura del gobierno español por alentarlos, hablan por sí solos.


Y se podría estar dando ejemplos sobre este mes del ‘pánico interior’ de los unionistas. Si es que hasta Duran i Lleida el que se creía como se dice hoy en día, ‘el puto amo’, de los unionistas catalanes, no ha podido evitarlo en la presentación de su libro. Nada menos que “preocupación y angustia” han sido las palabras más repetidas en el discurso encubierto de esa presentación. Una intervención por cierto, que no ha hecho mención alguna a la reciente desaparición definitiva del que fue su partido con una deuda que se acerca a los 20 millones de euros y que forzó un concurso de acreedores.

Catalunya no tiene miedo porque tiene mucho que ganar y poco que perder. Justo al contrario de los que intentan trasmitirlo. La seriedad con la que se está desarrollando el ‘procés’ los está dejando sin argumentos…

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado

viernes, 24 de febrero de 2017

Catalanofobia


Semana que ha dado para hablar de los misteriosos y recónditos diálogos entre Rajoy y Puigdemont. El presidente del ejecutivo central ha evitado este miércoles confirmar o desmentir si mantuvo ese encuentro y ha hecho hincapié en que él está dispuesto a hablar con el Gobierno catalán: "Quiero hablar, pero quiero hablar de los problemas reales y no de liquidar España".

Dialogar es cosa mínimo de dos interlocutores, de poder exponer lo que cada uno crea conveniente. Pero si ese dialogo ya empieza sesgado porque uno predispone a no escuchar al otro por no hablar de “realidades”, o incita a direccionar el feedback de la otra parte por ser un “aniquilador”, se le puede llamar cualquier cosa, pero no dialogo. Seguir oyendo decir que si Catalunya se va, eso es liquidar el Reino de España, no es más que continuar con el discurso fácil de la catalanofobia.  Es la excusa de la propia ineptitud más ruin, que puede ir a más ante lo que se está viendo y se verá.

Sobre los contactos del ‘máximo nivel’, en declaraciones en los pasillos del Congreso, tras responder a las preguntas de control, Rajoy ha sido preguntado en un par de ocasiones si esa entrevista se produjo, pero esquivando la cuestión ha afirmado: "La posición, que recoge un medio de comunicación mía, es la de siempre". O sea nada. Establecer estos conatos de diálogos, donde todo está ya está establecido ‘per se’, es como predicar en el desierto. Una pérdida de tiempo.

                                                               

Escuchar decir que “el Gobierno no pone fecha de caducidad a la Operación Diálogo” en boca de Íñigo Méndez de Vigo, el portavoz del Ejecutivo de Mariano Rajoy, ha sido según el PP un mensaje nada en clave al Gobierno de Carles Puigdemont, a la sociedad catalana y a los interlocutores a los que se pretende abrir aún más, tras el tremendo fracaso del encuentro secreto entre los dos mandatarios el pasado 11 de enero. Raro se hace que no acaben en fallida esos ‘diálogos’ si se prevende que España es la víctima en todo esto.

Por eso el portavoz del Gobierno reiteró este viernes varias veces, en público y en privado, que el Ejecutivo de Rajoy no descarta emprender nuevos contactos "discretos" con la Generalitat de Cataluña para seguir hablando de esos ‘problemas reales’ que afectan a los catalanes. Fuentes de La Moncloa precisaron a continuación que no habrá encuentro oficial de Rajoy y Puigdemont hasta que se constate que hay alguna posibilidad de acuerdo. Hablar de discreción es lo mismo que decir que se ira ahogando a Catalunya sibilinamente hasta asfixiarla ¿Pero no decíamos que sin ella España desaparecería? La catalanofobia les es mucho más 'rentable' que la verdad o la democracia…

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado

viernes, 17 de febrero de 2017

Tercera Vía: El Enroque

Semana estratégica. Un paso al lado no es un paso atrás. Las torres en un tablero de ajedrez se pueden mover de un lado a otro pero con firmeza. Como un movimiento de enroque, donde el rey es trasladado dos casillas hacia una torre, y dicha torre es movida por encima del rey, a la casilla que éste acaba de cruzar. O sea, un movimiento conjunto de piezas claves en el ‘tablero’ para buscar otra estrategia en la partida.

Esto viene a dilación porque el expresident Artur Mas dijo este pasado jueves en una conferencia en Madrid que hay una tercera vía entre la situación actual y el Estado catalán. Que existe una tercera vía entre la independencia y el inmovilismo. Y corresponde al Estado plantearla. Estas palabras fueron expuestas en una conferencia a puerta cerrada en un máster de la Universidad Autónoma de Madrid en la que cito esa tercera vía para resolver el ‘problema’ catalán. El enroque está servido para ‘mejorar el dialogo’ entre ambos gobiernos.

Fuentes de la Moncloa han apuntado que el Gobierno central "sondeará" con discreción a la Generalitat y a Mas para saber a qué se refiere en concreto y para ver si es algo sobre lo que se puede negociar. Y que respecto a la reunión pendiente entre Puigdemont y Mariano Rajoy, el portavoz del Gobierno,Méndez de Vigo, insinuó que ambos están hablando en privado. "Ya advirtió Rajoy de que las conversaciones no se tienen que producir a plena luz del día. Probablemente la recuperación de la confianza exige hablar más antes de que se produzca ese diálogo", ha declarado.



De todo esto el President Puigdemont en el acto anual que celebra el Colegio de Abogados de Barcelona ha recogido el guante en su turno de intervención que ha clausurado el acto sosteniendo que "la Ley ha de servir para encarcelar delincuentes, no puede encorsetar nada y ante la duda ha de decantarse siempre por el ciudadano".Sobre estos movimientos en la partida de ajedrez, Junqueras defiende que "hay un modelo que hace cosas mal y otro mucho mejor” e Iceta apunta que Mas prepara otras elecciones catalanas tras sus declaraciones en Madrid. Pese a jugar en otra categoría, algo tenía que decir el PSC.

Pero si el President defiende el derecho de autodeterminación. El ministro Iñigo Méndez de Vigo y Montojo asegura que "el problema es incumplir la ley". Por ello insiste en su ‘posición’ de portavoz oficial que si alguien como Artur Mas, tiene una nueva idea u oferta que hacer, el Gobierno estará "dispuesto a escucharla con muchísimo gusto". Pero advirtiendo que, "me gustaría que nos dijera en qué consiste, porque no puedo interpretar qué pasa por la cabeza del presidente Mas". Añadiendo en otro momento de la semana que "el problema no es tener diferentes pareceres, porque la diversidad es riqueza, el problema es incumplir la ley, porque ninguno de nosotros puede está por encima de la ley". Para explicar que "uno de los retos más importantes" que tiene planteados España es "el diálogo y el consenso".

Mentir o hacer creer al contrario en algo para llevarlo al engaño, no es de ley, pero ya estamos acostumbrados. Que cada uno mueve sus ‘fichas’, pero que sea democráticamente y sin hacer trampas. Veremos cómo se va desarrollando la partida a una nueva oportunidad de dialogo…

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado

viernes, 10 de febrero de 2017

2.305.290 culpables


Semana histórica. Con unas pocas pinceladas, bastará. Empezando por el final. Porque el fiscal Emilio Sánchez Ulled sobre el juicio del 9N ha convertido su informe final en un discurso puramente político. Negando categóricamente eso, que se trata de un juicio político. “Aquí no se está enjuiciando la voluntad popular. No se está juzgando ni persiguiendo la democracia”, ha aseverado. ¿Entonces por qué se excusa judicialmente sobre ello?

Otra reflexión de este fiscal dirigiéndose a Artur Mas, “Este juicio también es democracia. Porque la democracia es muchas más cosas de las que se han dicho aquí. No es solo votar”, ha matizado ¿Pero hay realmente algo más democrático que las urnas?
Apelar reiteradamente a la democracia por parte del fiscal, para justificarse, o para ‘liberarse’ moralmente de la carga de la conciencia, responde más a política que a justicia.¿O acaso hay ‘otra democracia’ que se nos escapa?

Si jurídicamente había un culpable en todo esto, son los que cometimos la ‘ilegalidad’ de votar el 9N en ese "proceso de participación" histórica. Eso es democracia. Los culpables somos esas 2.305.290 personas, que en esa jornada incumplimos la ley para los 'demócratas' del Tribunal Constitucional.
                             

 Al igual que criminalizar en este juicio a las personas concerniente a los más de 1.300 colegios de toda Cataluña que estuvieron abiertos ‘impunemente’ contra esa ‘otra democracia’. Cuando justamente la participación de la ciudadanía fue la auténtica democracia ganadora de todo ello. Esa victoria no gusta a la ‘otra democracia’. Da vergüenza ajena haber seguido este juicio, pero no se esperaba menos.

Lo que debe preocupar a ‘la otra democracia’ sobre la independencia de Catalunya es lo que asegura la agencia de calificación de riesgo  Moodys, que expone de manera indirecta, que la independencia de Catalunya debería ser pactada con el Estado para evitar que el nuevo país se declare en 'default' (es decir, no reconocer la deuda a nombre de España). Pueden llevarla a los tribunales si creen que es anticonstitucional también.

A todo esto, Mariano Rajoy haciendo de interlocutor de Donald Trump en Europa, América Latina y también en el Norte de África y Oriente Medio", según dijo La Moncloa. Tras la charla telefónica, se da por hecho que con traductor, una posible conclusión es: hay que levantar un muro en Catalunya, que pagaran los andaluces…

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado

viernes, 3 de febrero de 2017

Hisenda Nacional Catalana

Preparando el camino. El Conceller de Economia, Oriol Junqueras, ha anunciado en una rueda de prensa en la nueva oficina de La Agència Tributària de Catalunya (ATC) ubicada en la calle Joan d'Àustria 39-47 de Barcelona, que este próximo lunes abrirá la primera de las 15 oficinas propias con las que quiere reforzar su presencia territorial.

El Govern prevé alcanzar los 168 puntos de atención entre propios, compartidos y colaboradores hasta el 1 de septiembre. Con ello inicia el despegue a la futura Hisenda Nacional Catalana. Algo tan reclamado y anhelado por la ciudanía catalana. Más si cabe ante la actual presión full time desde Madrid por el Procés.

                                            

 Junqueras ha destacado que el aumento de la red responde al objetivo de "garantizar un servicio de calidad a los contribuyentes y equilibrado desde el punto de vista territorial y demográfico", y se ha mostrado convencido del éxito del desdoblamiento de esas oficinas.

Los propios nuevos locales, que se suman a las cuatro oficinas actuales de la ATC en Barcelona, Girona, Lleida y Tarragona, serán de alquiler, con un coste máximo anual conjunto de unos 550.000 euros a través de un contrato inicial de cinco años ampliable anualmente hasta un máximo de 10 años.

Además, las obras de adecuación de los locales tienen un presupuesto máximo conjunto de 5,85 millones de euros, según la licitación encargada a Infraestructures de la Generalitat de Catalunya. Todo está planificado para que dicha inversión revierta en la mejora del servicio al contribuyente.

Cabe recordar que la presencia territorial se complementa con los 144 puntos de ventanilla única de la red Tributs de Catalunya, a través de los acuerdos de colaboración firmados entre el Govern y las cuatro diputaciones catalanas, el Ayuntament de Barcelona y el Consell Comarcal de la Selva.

Así se espera que la gestión de dichas oficinas sea un paso adelante en el crecimiento de cara a la propia hacienda catalana. En estos momentos la ATC cuenta con unos 430 empleados, un centenar más que hace un año, y las nuevas oficinas propias -15- y compartidas con entes locales -12- supondrán 277 efectivos. Todo un salto cuantitativo y cualitativo de futuro…

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado

viernes, 27 de enero de 2017

El Lobo y La Catbra


Fabula del Procés:
Un lobo de la meseta divisó a una cabra, que pastaba plácidamente, una agradable mañana, al borde de un gran precipicio. El barranco les separaba, y el malicioso lobo, desde la distancia exclamó: ¡Cuidado amiga, corres peligro! ¡Te puedes caer!
– Abandona ese lugar y ven hacia este otro. ¡Mira qué de pasto fresco me rodea!
– Gracias por tu ofrecimiento, lobo. Pero intuyo que la comida en ese lugar sería yo… ¡y no el pasto fresco! – Respondió sabiamente la Catbra.
Moraleja: Quitarles la careta a aquellos que quieren aprovecharse de tu buena fe, resulta muy útil para no ser engañados, de nuevo…

Si había alguna duda sobre las intenciones del Gobierno español sobre el destino de Catalunya han quedado resueltas esta semana. Si había algún ciudadano que podía tener dudas de los planes del ejecutivo y creía que de todo esto del ‘problema catalán’ (como le gusta llamarlo al PP), se podía sacar, desde ahora, algún rédito por todo la presión que estos últimos años se está ejerciendo sobre Madrid, que se olvide.
                                                                            
                  

 Ni un hubo ni habrá nuevo Estatut, ni un nuevo concierto fiscal distinto para Catalunya, ni por supuesto un referéndum sobre la autodeterminación. El jefe del Ejecutivo central, Mariano Rajoy reduce su ‘guiño’ a Catalunya a “más inversiones y toda la predisposición del mundo a hablar de todo”. O sea, a poner algo de dinero en Rodalies, que en cualquier caso tocaría legítimamente, y se acabó la historia. Pero ha hecho un enorme favor a los indecisos del Procés.

En una larga entrevista en Onda Cero, interpelado por Carlos Alsina, el presidente del Gobierno español ha vuelto a cerrar la puerta a las pretensiones de un referéndum democrático y de los partidarios del derecho a decidir, es decir, de celebrar un referéndum en Catalunya, acordado o no. Además, Rajoy se ha referido en esta emisora, a la pregunta de si es partidario de un nuevo Estatuto catalán para dar solución al órdago soberanista, considerándolo innecesario, para recordar a continuación que “lo importante en Cataluña es evitar la quiebra (económica) y pagar a los proveedores”.

Ni en las mejores Fábulas se puede alcanzar tal despropósito. Al asegurar en esta entrevista estar dispuesto a hacer “más inversiones en esta Comunidad”, al tiempo que admite la existencia de “temas mejorables”, pero, en definitiva, “nada que vaya contra la soberanía de todos los españoles”. Se pude decir más alto pero no más claro, y si aún hay alguien que le quedan dudas, que se vaya al fresco pasto…

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado

viernes, 20 de enero de 2017

El Referéndum Catalán


Al Gobierno español se le escapa el control democrático de la situación sobre Catalunya y actúa, una vez más, con oscuras maniobras. Este martes 24 se espera el acto organizado por tres eurodiputados catalanes, Jordi Solé y Josep Maria Terricabras de ERC junto a Ramon Tremosa, de PDeCat. En este acto el President Carles Puigdemont acompañado de Oriol Junqueras y el conseller de Asuntos Exteriores, Raül Romeva protagonizarán una conferencia titulada 'El referéndum catalán' y que se organizará en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas.

El ejecutivo de Mariano Rajoy está nervioso porque la organización cuenta con lograr una gran afluencia de eurodiputados y diplomáticos, por lo que han reservado una de las salas de mayor aforo. El acto que el presidente catalán tiene programado para su viaje a Bruselas ya está dando que hablar en los pasillos del Europarlamento. Se trata de ‘vender’ que "desde el punto de vista institucional no hay nada (previsto)", han explicado diferentes fuentes, que recuerdan que este martes los eurodiputados elegirán a su nuevo presidente para los dos años y medio próximo, por lo que la agenda puede variar en función del candidato que gane.

Según la Agencia de noticias Europa Press el PP en la Eurocámara, con la mente en el referéndum catalán, ha pedido a los eurodiputados del PPE que no acudan al acto de la representación catalana. Y lo ha hecho por via de Esteban González Pons, eurodiputado del PP y portavoz de la delegación española, que ha enviado una carta a sus compañeros del Partido Popular Europeo (PPE) en el mismo Parlamento Europeo pidiendo que no acudan a la conferencia del próximo martes del president de la Generalitat, Carles Puigdemont.
 
                          
Pero ha sido una parlamentaria, la eurodiputada del partido verde sueco Bodil Valero la que ha advertido a todos los europarlamentarios de los intentos, por parte del Gobierno español, de boicotear el acto democrático soberanista que tendrá lugar en Bruselas el próximo martes. Por medio de un correo electrónico dirigido al eurodiputado de ERC Josep Maria Terricabras, pero también a todos los demás europarlamentarios, así como a los grupos políticos, Valero ha confirmado su asistencia al acto añadiendo que ha tenido conocimiento de que "las autoridades españolas, tal como acostumbran a hacer, tratan de frenar la conferencia". EL juego sucio del Gobierno español ya está siendo refrendado por los eurodiputados…

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado

viernes, 13 de enero de 2017

"Gilipollas" por Catalunya


Así va toda la política estatal. Este es solo un ejemplo más de la sociedad española, porque trasciende de los ‘tópicos’ y se incrusta en ideologías débiles o acomodadas como arma política. Así pasa de ser solo un chascarrillo a un continuo slogan propagandístico. Este patrón ha vuelto a salir a la palestra esta semana porque un político andaluz del PP se siente "gilipollas" por haberse tragado los tópicos negativos sobre Cataluña.

Toni Martín Iglesias,vicesecretario de Coordinación Política del PP andaluz, ha publicado en Facebook "un texto de agradecimiento como padre de familia, no como político" tras haber viajado por Girona. Declarando, "he estado buscando a ese que le dices ‘buenos días' y te contesta en catalán, y le dices 'perdona, es que no te entiendo', y te sigue hablando en catalán". "Me voy de Catalunya sin haberlo conseguido, lo confieso".
                                                              
 
Este militante del PP ha querido desmentir así el mito que corre por el Estado de que cuando alguien que sólo habla español conversa con un catalán, sólo se le responde en la lengua catalana. El mensaje sigue explicando: "Buscaba también al que te mira con cara de asco (todos tenemos algún amigo al cual le ha pasado) cuando ve que eres de otra parte de España. Pero oye, ni rastro".

Ha pasado las vacaciones navideñas recorriendo Girona con su familia y sólo ha encontrado "gente amable (muy amable) y simpática (muy simpática)". Y lo han encontrado desde el personal de la gasolinera o el horno de pan, pasando por tiendas y comercios. Acabando con un” Brindo con uno de sus espectaculares helados por esta tierra y su gente maravillosa, por los días estupendos que aquí hemos pasado, y porque al acabar esta estancia en Cataluña me ha pasado lo mismo que al acabar el helado: que ¡QUIERO MAS!”.

A los políticos españoles siempre les ha ido bien tergiversar la realidad catalana, como del resto del nacionalidades del Estado, como estrategia política. Siempre debe haber ‘un malo’ al que culpar de los males propios y ajenos. No importa la ideología política, si te llamas Martin Iglesias o Susana Diez. Pero es curiosamente Cataluña a la que por ignorancia se le nombra más. Ya se ve con el Procés y el Referéndum…

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado

viernes, 6 de enero de 2017

Empieza el Año Europeo

Primera semana del año. Año de referéndum si se cumplen los pronósticos políticos del Govern. Llegado el mismo, la Generalitat propone que la UE podría optar por un "régimen transitorio" para solucionar la cuestión de la permanencia de una eventual Catalunya independiente en la Unión Europea. Amparado en un estudio editado por el Institut d'Estudis de l'Autogovern (IEA). En la que una de sus atribuciones es la de asesorar y proponer a la presidencia de la Generalitat las directrices políticas generales de la acción de gobierno con relación al desarrollo del autogobierno y sus instituciones.

La Agencia de Noticias Europa Press recogia el Estudio ‘Secesión e integración a la Unión Europea’ donde el asesor del Govern en materia de estudios y coordinación de políticas públicas, Pau Bossacoma, desvincula el contenido del informe de cualquier responsabilidad del IEA. La reunificación de Alemania y la pérdida de territorio de Francia por la independencia de Argelia, son algunos precedentes de los diferentes Estados miembros de la Unión Europea afectados del mismo modo que el conflicto catalán. Así de demuestra que las instituciones europeas se han adaptado a cambios internos no previstos en el ordenamiento jurídico de la organización.


Como no se refleja que ningún estado miembro de la Unión Europea ve a los territorios catalanes fuera de la misma, sostiene la pertinencia del artículo 48 para adoptar una "solución transitoria" en el caso de Catalunya porque se trataría de una ampliación interna de la UE. Rechazando la aplicación inmediata del artículo 49 del Tratado de la UE, que prevé ampliaciones externas, que no es el caso. Dicho estudio destaca que durante este hipotético gobierno transitorio, Catalunya tendría que esforzarse en cumplir los requisitos y obligaciones que impone el derecho de la Unión, en cuanto a condiciones estructurales como el sistema judicial, el banco central, los límites de deuda y de déficit públicos y el control de la fronteras, entre otros.

Señalando que la manera y el contexto en los que se acceda a la autodeterminación son relevantes en términos de continuidad en la Unión, y en este sentido asegura que una secesión pactada no presentaría dificultades, pero la unilateralidad solo sería aceptable tras el agotamiento de las vías negociadas y constitucionales y con el apoyo de una mayoría democrática clara y sostenida en el tiempo. Dejando constar que en la fase posterior a la consolidación del Estado catalán, los Estados miembros de la UE deberían decidir por unanimidad si aceptan o rechazan la permanencia de una eventual república catalana. Algo que una vez consolidado no se antoja difícil de alcanzar por el unánime deseo del Parlamento Europeo y de sus Estados miembros. Año de referéndum, año apasionante…

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado

viernes, 30 de diciembre de 2016

2017 Jugar a la Democrácia

Se va el año cuando prácticamente ningún españolista pensaba que Catalunya llegaría tan lejos en su mano a mano con España. Y es un pulso de diez años ya. Rondaba el 2006 cuando de la parte política visible independentista, como Josep Lluís Carod-Rovira, que por aquel entonces era líder de ERC y vicepresidente del Govern, era uno de los pocos que parecía tenerlo más claro que el resto cuando advirtió “lo próximo que hará Catalunya no será un Estatua, será otra cosa”. Y la respuesta por parte de Rajoy Mariano Rajoy, era proclamar que “España no era una nación de naciones y no hay más que una nación: la española”. Este 2016 el tablero político ha sido manifiestamente otro y ya ha cambiado el discurso. Ahora toca jugar a la democrácia.

Lo acaecido este año que acaba, da para mucha interpretación. Anotando solo una jugada que destaque del resto, quizás haya sido la internacionalización del procés. El problema catalán ha dado un giro en las reglas del juego al hacerlo participe a terceros actores. La estrategia de los partidos y organizaciones independentistas catalanes juega un papel fundamental. La Asamblea Nacional Catalana (ANC), la entidad más activa y a través de la que se articulan las principales iniciativas al respecto sigue manteniendo su estatus. Por su naturaleza, es la que tiene una mayor capilaridad. Ninguna organización en toda España tiene una ramificación internacional con el peso y credibilidad de esta asociación.

La estrategia soberanista/independentista pasa por lo tanto, por hacer hincapié en la campaña internacional para este 2017. Por dar esa voz de forma democrática, cuantos más mejor. Esta asamblea hace unos años, lo que hacía era dar a conocer lo que hacía en Barcelona y reproducir las campañas de Catalunya en el exterior, aunque a nivel básicamente local. Por ejemplo, cuando se realizó la gran cadena humana de norte a sur de Cataluña, la idea se repitió en algunas ciudades del extranjero. Cuando se decidió escenificar una gran V en la concentración de Barcelona, de 'victoria', de 'voto' y de 'vía', también se replicó en el extranjero. La idea es replicar, a nivel internacional in situ, las iniciativas de Catalunya.

El último giro de este, sin dudas, procés internacional, han sido las destacadas voces parlamentarias fuera de nuestro territorio. Paises como Alemania, Dinamarca, Suiza, Escocia, Gales, Irlanda o Italia entre otros, han secundado su incondicional aval a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, por la antidemocrática investigación por parte del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC). Estos apoyos y los que vendran por las incesantes imputaciones de los tribunales espanyoles a partidarios de la democracia en Catalunya, no hacen más que dar la razón a quienes decimos que este ya no es un problema catalán, sino de todos los demócratas del mundo. Ante la segura negativa a las urnas por parte del Gobierno español, la presión internacional será decisiva para acabar la partida a la Democrácia...

 Bon Any Nou i Referèndum 2017!

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado     

viernes, 23 de diciembre de 2016

España y el oficio de Rémora

Incluso en periodo navideño el Gobierno está entre inquieto y exaltado, ante el procés. Es comprensible. El célebre periodista, experto en política internacional, Martí Anglada no dudó en afirmar al comienzo del estallido soberanista catalán: “En Alemania, Francia y el conjunto de Europa, la gente está preocupada por la viabilidad de España sin Catalunya. No nos podemos engañar. El único que nos quiere hacer creer que se preocupa por la viabilidad de Catalunya es el Gobierno de Madrid”. En Europa a nadie le preocupa lo más mínimo la viabilidad de Catalunya. El problema de viabilidad lo tiene España y más si le quitan el 20% del PIB que aporta Catalunya.

Esta es una de las razones de peso del miedo que atesora el Estado español a una escisión de Catalunya. Al fracaso de su sistema económico sin la locomotora catalana. A España siempre le ha ido bien el oficio de rémora, especialmente con Catalunya (practica parasitaria con la colonias le sobró) y ahora le aterraría vivir sin Catalunya por la misma razón. Por eso buscan el “dialogo” pero si hacer las reformas que desde hace 300 años no hacen porque no les ha hecho falta. Al imperio que a lo largo de la historia se ha caracterizado por negarlo todo, combatirlo todo e impedirlo todo, se le han echado los años encima. En el 2016 las cosas ya no funcionan como antes. Al Estado se la ha pasado el arroz y se nota en cada comparecencia de sus diferentes interlocutores de Gobierno.



 La última la de portavoz Íñigo Méndez de Vigo, que ha advertido hoy a la Generalitat catalana que “no va a haber referéndum de autodeterminación como aspiran los independentistas, y ha recomendado a su presidente, Carles Puigdemont, “no dejarse llevar por los radicales”, ¿? ni actuar de forma unilateral. Méndez de Vigo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, ha trasladado este mensaje al Gobierno catalán ante la cumbre que se iba a celebrar en el Parlament sobre la convocatoria de una consulta el próximo año. “Referéndum de autodeterminación en España no va a haber porque va contra la Constitución, que garantiza el autogobierno de Cataluña. Más claro no se puede decir. Ahora, dialoguemos, hablemos y resolvamos los problemas de la gente”, ha afirmado el portavoz del Ejecutivo.

La estrategia de la Moncloa en esta nueva etapa es cristalina para la clase política catalana. Según este portavoz “el diálogo es y va a ser una constante del Gobierno, que mantiene la puerta abierta y la mano tendida para hablar con todos”. Pero en realidad quiere decir, las llaves del corral las tengo yo, y aquí solo se habla de lo que yo quiera, antes de que alguien abra la boca. Cuando la neurastenia se apodera del interlocutor de turno no queda más recurso que la ley de la otra acepción de Rémora: ‘Obstáculo físico o inmaterial que impide o dificulta un proceso, un proyecto o una acción’. Tablas le/s sobran para ese oficio…

Bones Festes!

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado     

viernes, 16 de diciembre de 2016

Europa clama contra España

España está contra las cuerdas. El proceso judicial antidemocrático y totalitario contra Carme Forcadell, ha puesto en alerta a toda Europa. Lo que en principio se antojaba para el gobierno español como otra demostración de fuerza, le ha salido el tiro por la culata. Lo de ‘el control de la justicia es mío, por ende la utilizo cuando quiero y como quiero’ ha acabado por explotarle en las manos al ejecutivo español, a ojos de Europa y de la comunidad política internacional.

Destacadas voces parlamentarias de Alemania, Dinamarca, Suiza, Escocia, Gales,Irlanda o Italia entre otros, han secundado su incondicional aval a la presidenta delParlament, Carme Forcadell, por la antidemocrática investigación a la que está siendo sometida por desobediencia y prevaricación por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC). Con la excusa de permitir que el pleno de la Cámara catalana votara las conclusiones de la comisión del Procés Constituent.

En Gran Bretaña, Alex Salmond, el ex primer ministro escocés y diputado del Scottish National Party (SNP) en Westminster, aseguró el pasado miércoles que el caso contra la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, “está generando una gran preocupación en la Cámara de los Comunes y sin lugar a dudas en otros territorios de toda Europa”. Salmond reseñó “que cuando se conducen en un foro democrático y de manera democrática no hay que tener miedo de los debates sobre cuestiones constitucionales como la independencia. Al contrario, se debería valorar. Vivimos en un mundo en el que la habilidad de llevar a cabo las cosas de manera pacífica, ordenada, democrática y representativa es escasa y valiosa”.

                                           

En Dinamarca, el diputado Nikolaj Villumsen ha pedido al ministro de Asuntos Exteriores, Anders Samuelsen, que se posicione respecto del juicio contra Carme Forcadell. Villumsen quiere que en una semana el Parlamento dictamine si procesar a la presidenta de la cámara catalana va contra la resolución que aprobó hace meses el Parlamento de Dinamarca en la que se reclamaba un diálogo pacífico y democrático entre Catalunya y España. Algo que no se está cumpliendo a todas luces según este parlamentario.

En Alemania, el caso Forcadell y la judicialización de la política que está soportando Catalunya, es tema político de primera línea.  El socialdemócrata Bernhard von Grünberg, diputado en el Parlamento del Rin del Norte-Westfalia, ha denunciado la judicialización del proceso catalán enviando una carta a importantes dirigentes políticos de Alemania, como el ministro de Justicia, Heiko Maas, y los presidentes del Bundestag y de la Eurocámara, Norbert Lammert y Martin Schulz. El diputado socialdemócrata  pide al gobierno de Merkel y los parlamentos alemán y europeo que hagan un seguimiento del proceso contra la presidenta. Y avisa de que "no es un problema únicamente español, sino que es y será cada vez más, un problema que afectará a Europa y Alemania". Von Grünberg cuestiona que en “España haya un sistema democrático en el sentido europeo del término".

En Irlanda el portavoz de Asuntos Exteriores de Sinn Féin, Seán Crowe, ha expresado la preocupación y la alarma de su partido por la actitud del Gobierno español contra la presidenta del Parlament, Carme Forcadell.  Crowe ha instado al ejecutivo de Mariano Rajoy a parar el procedimiento contra la presidenta, que califica de "error al estar proponiendo dar el paso sin precedentes de sustituirla y multarla por haber facilitado un debate en una cámara de electos. Eso es profundamente preocupante, es un ataque a la democracia, y fija un peligroso precedente ", advierte en un comunicado en su web el portavoz de la formación irlandesa.

Igualmente en Suiza, donde no han podido permanecer en silencio ante tales atropellos democráticos. Han sido quince los parlamentarios suizos que han presentado este viernes una interpelación al Ejecutivo helvético, conocido como Consejo federal, para que responda si “está dispuesto a expresar su preocupación al gobierno español a raíz de la apertura de un proceso penal contra la presidenta del parlamento catalán y de la escalada judicial que parecería querer obstaculizar un proceso puramente democrático y pacífico”.

En Italia, donde el diputado Giuseppe Civati ha manifestado que "perseguir judicialmente y penalmente a Forcadell está mal, agrava y hace más difícil la solución del problema", advirtiendo al Estado español que es "muy peligroso utilizar la vía judicial para frenar el proceso catalán”. Añadiendo que “haber hecho una especie de represión del problema, en vez de encontrar una vía democrática parlamentaria para dar respuesta a la gran movilización popular en Catalunya, es un grave error”. Sobre el referéndum, el diputado lombardo defiende que "ahora es el momento de un confrontamiento democrático entre los catalanes, entre los catalanistas y los españoles que quieren confirmar la adhesión a España".

O el apoyo proveniente de Gales donde la presidenta del Parlamento de Gales, Elin Jones, ha manifestado públicamente su solidaridad con Carme Forcadell. Lo ha hecho a través de un tuit en catalán en su cuenta personal. Desde la Asamblea de Gales ya había expresado el apoyo a la presidenta del Parlament el diputado Simon Thomas del Plaid Cymru, que ha denunciado el hecho que “Forcadell tenga que afrontar un proceso judicial por haber permitido un debate sobre independentismo en la Cámara catalana”. Por este motivo, ha pedido que se exprese la preocupación al respecto ante Westminster.

Y así con un largo etcétera de manifestaciones parlamentarias en todo el continente. La Europa política está curtida en avatares de injusticias por parte de Estados que abusan del poder y no ha querido estar callada ante la actitud antidemocrática de España contra Catalunya. Este ha sido un salto cuantitativo para el procés, pues ha puesto en escena la judicialización de la política española a ojos de todo el mundo…

JL Herrera Vega
Ciències de la Informació i de la Comunicació
El Comunicado